Reinventando la actitud…

«La mente puede ser un siervo fiel, pero un amo terrible»

Vivimos tiempos de cambio y de incertidumbre. ¿Qué quiero hacer?, ¿qué voy a hacer?, ¿qué quiero llegar a ser? Con la llegada del cambio de año, nada mejor que hacer un balance de lo que ha sido el 2015 y de lo que quiero que sea el 2016. Pero dentro de este balance, no debemos olvidar analizar las actitudes pasadas y futuras.

La actitud es el traje que nos ponemos cada día. De una forma consciente o inconsciente, elegimos una actitud para hacer frente a las diferentes situaciones a las que nos enfrentamos diariamente. Dichas actitudes, algunas de las cuales nos pueden llegar a esclavizar, nos ayudarán a conseguir unos resultados u otros.

La actitud, como el software de un ordenador, es el programa que nos hace funcionar: elegir, relacionarnos, trabajar o vivir. Muchos de nosotros, preocupados por nuestro aspecto, ocupamos una gran parte de nuestro tiempo trabajando nuestro cuerpo, nuestro hardware. Pero, ¿qué pasa con nuestra actitud?, ¿cómo podemos cultivarla para alcanzar nuestras metas y superar cualquier tipo de obstáculo?

Coaching Valencia ontologico

Fuente: hablamosdepersonas.com

Sigue leyendo y te daré unas sencillas claves para ocuparte activamente de tu actitud.

Empezar el día con alegría. Para empezar el día bien, es importante elegir pensamientos positivos y de aceptación.

Coach gandia

Invierte en tranquilidad. Despiértate 30 minutos antes e inviértelos en ti mismo.

10 minutos de estiramientos (mi maestro zen es mi perro Golfo; observarle cuando se despierta es todo un espectáculo).

10 minutos de meditación y observación para calmar tu mente.

10 minutos para visualizar y focalizar lo que quieres alcanzar hoy.

Prepara tu lista de acciones. Hazte una lista de tareas diarias que puedas cumplir. Si no todas, al menos en un 80%. Sé realista y no intentes engañarte porque si lo haces, puedes desmotivarte.

Primero, la pelota grande. La primera tarea del día que debes marcarte debe ser la más compleja y que menos te apetezca hacer. Este reto te prepara emocionalmente y al terminarla tendrás sensación de éxito.

Gestiona los pensamientos limitantes. Ante una situación difícil puedes pensar “¿Voy a ser capaz de hacerle frente?”. Esto nos predispone para que no lo seamos. Por eso, cuando un pensamiento de este tipo inunda tu mente, debes decirte “yo puedo con ello, la vida es una danza, un baile”. Escucha la música, coge el ritmo y a bailar se ha dicho…

 

Mundo coaching

Fuente: aprendizajeseminario.blogpost.com

Pequeñas anclas actitudinales. Existen anclas que nos hacen sentir bien, tener una actitud positiva y dinámica. La ropa que nos hace sentir cómodos, la música que escuchamos o los libros que leemos son armas que nos servirán para tener una actitud extraordinaria.

Disfruta de los demás. Busca y encuentra a aquellas personas que sacarán de ti una sonrisa, admiración y lágrimas de alegría. Disfruta del talento de esas personas que llenan tu vida de momentos emocionantes.

Espero haberte ayudado a cultivar tu actitud para el 2016. Pero para poder seguir los pasos que te acabamos de explicar, lo primero y más importante que debes hacer para que tu actitud sea positiva y puedas alcanzar tus metas, es QUERERTE. Quererte a ti mismo, porque tú eres un ser único e irrepetible.

Suscríbete a nuestras newsletter
Te invito a adentrarte en el mundo del Coach Ontológico y a disfrutar de mis programas para mejorar tu actitud y motivación diaria.