Reflexiones para compartir (Il): Actitud emprendedora

Artículo realizado por Ricardo Almenar Romero, mi hijo, Coach Ontológico.

“Abandoné la confrontación y cambié las armas por la comprensión y el perdón, no apelé a la razón, apelé a sus corazones”.

Nelson Mandela

Un líder es alguien que sueña y lucha por algo, no acepta las injusticias y se enfrenta a ellas. Un líder comunica, escucha, respeta y aprende. Influye y cambia el sistema y sobretodo, un líder genera líderes.

Actitud emprendedora y liderazgo son conductas inseparables para crear el espacio perfecto para el desarrollo y el crecimiento de las personas, tanto a nivel personal como profesional.

Coach

Fuente: revoluciontrespuntocero.com

Actualmente, en el ámbito profesional existe un pesimismo generalizado y miedo a la incertidumbre. Unas sensaciones negativas que muchas personas, y en especial los jóvenes, sufreN, buscando la comodidad de trabajos que les aseguren sobrevivir, que no vivir.

Coaching

Fuente: twicsy.com

Pero debemos cambiar este escenario. Llámame soñador, loco, temerario o marciano, pero no debemos aceptar este pesimismo que nos arrastra y no nos deja crecer. Existen dos herramientas para cambiarlo. A través de la empresa y a través de la educación.

Coaching

Me considero un enamorado de la educación, pero también soy muy crítico con ella. Desde mi punto de vista, ya no se trabajan como es debido los valores que posibilitan una gran motivación para afrontar la realidad del mundo laboral provocando una desmotivación generalizada y una total falta de cultura del esfuerzo para la superación.

Si queremos jóvenes emprendedores, hay una serie de competencias que son fundamentales para conseguirlo.

  1. La buena comunicación. Aprender a escuchar sin juzgar y sin primar el interés propio
  2. Saber trabajar en equipo para alcanzar los retos que nos depara el futuro.
  3. Legitimar el error. El premio a equivocarse es un aprendizaje puro e inolvidable.
  4. Combinación ganadora entre energía e inteligencia.
  5. Equilibrio entre emoción y razón para transportarnos al éxito.
  6. Ambición ética para crecer.

Todos estos valores son indispensables si queremos convertirnos en locos o soñadores, pero sobretodo en emprendedores y en líderes para guiar a otros, y alcanzar así los objetivos que nos hemos planteado para lograr la gloria.

Suscríbete a nuestras newsletter
Te invito a adentrarte en el mundo del Coach Ontológico y a disfrutar de mis programas para mejorar tu actitud y motivación diaria.