El té de la vida (Sonríe – té)

Os invito a disfrutar de los efectos saludables de la risa,  hace mover muchísimos músculos de la cara, rodéate de personas positivas, y chistosas que te hagan reír, saca a pasear al Clown que llevas dentro. Sonríe – té-

La sonrisa es necesaria en la vida porque es de las mejores terapias sanadoras del ser humano. Aprovechando la risa descargamos pequeñas o grandes tensiones acumuladas en el cerebro, tan usual en los actuales tiempos: temores, preocupaciones, nerviosismo, agresividad, aburrimiento, etc…

Que importante es el aprendizaje a través del ejemplo, Recordar la importancia que tiene en nuestras vidas el periodo del arraigo afectivo, de 0 a 7 años. Cuando somos niños, aprendemos por el ejemplo, por lo tanto, es la familia,  quien nos entrega las primeras enseñanzas de la vida.

Por eso es crítico fortalecer la expresión de la sonrisa como manifestación de optimismo e indicador del disfrute de las cosas cotidianas, de los pequeños logros, y también como una manera de enfrentar con esperanza las derrotas.

Si un niño goza con pequeñas cosas como la luz y los colores de un atardecer, el canto de un pájaro, las  gotas de un rocío o un arco iris, probablemente durante la adolescencia o madurez encontrará en esos mismos estímulos la protección contra posibles depresiones, o los verá como útiles recursos para superar sus frustraciones.

Por eso digo, ¡saca a pasear el Clown que llevas dentro! Saca al niño interior que llevamos dentro, ese niño que la sociedad nos lo ha arrebatado y que nos ha impedido disfrutar de esas pequeñas cosas cotidianas, que son en verdad, las que aportan valor a nuestra existencia. Recuperemos esos valores universales para volver a sonreír, a reír a carcajadas, y recuperemos a nuestras vidas la risa como actitud.

Y, como muestra mi propio ejemplo, en el Acto de Clausura del Programa Anima’t, un Programa donde alumnos, profesores, vecinos, técnicos de ayuntamiento, políticos, se convirtieron durante un periodo de tiempo en niños, en Clowns, regalando con sus sonrisas pequeñas dosis de felicidad a los ciudadanos.

¡Necesitamos convertirnos en pequeños locos, en niños, en Clowns! Para regalar vida a través de la risa. La risa mejora el bienestar, la comunicación, nos ayuda a desinhibirnos, a vencer los miedos, a vencer las normas sociales que nos atan y condicionan, a contagiar alegría y optimismo a las personas de nuestro entorno.

Para mí un Clown, una persona con humor, es una persona inteligente, una persona que goza de buena salud y equilibrio emocional. Son personas que aplicando el humor, se enfrentan a la vida desde perspectivas más creativas, con menos limitaciones, ríen con mayor frecuencia, sufren menos tensiones, envejecen más tarde, son mejor aceptadas por los demás y desarrollan sólidos lazos de amistad.

En definitiva, disfrutan con lo que hacen y, como no, encuentran más sabor a la vida.

¿Te apuntas al Club de los Clowns? ¿Te apuntas al Club de las Grandes Personas?

 Despierta el niño interior que hay en ti, vuelve a ser el niño travieso y disfruta.

¡Tú decides!

Ejercicios y pequeñas sugerencias para saborear el Equilibrio:

 1.- Taller de Risoterapia: Descubre e investiga si en tu ciudad o cerca realizan talleres de estas características. ¡Apúntate! Y participa. Disfrutarás del taller, además de que te sentirás aliviado y ligero, Toda una terapia sanadora. Es recomendable pedir referencias del profesional que los realiza, porque en la actualidad hay mucho intrusismo.

En el taller descubrirás multitud de juegos que te ayudarán a ser Clown, a ser una gran persona: Juegos de presentación y conocimiento del grupo, juegos de distensión y desbloqueo, juegos de autoafirmación, juegos de comunicación y expresión corporal, juegos de cooperación y juegos de confianza.

2.- Técnica del Espejo: Cómprate un gorro de Clown, y una nariz, cuando estés desilusionado y cabreado, ¡te paras!, te pones ambos ingredientes, gorro y nariz, te miras al espejo y preguntas ¿Cómo están ustedes?, repites la pregunta con mayor intensidad, y ponte a reír, mira tu sonrisa, no te cortes, vuelve a reír con mayor intensidad, repite la acción 5 veces, y déjate fluir, el alivio es inmediato. Es una herramienta muy sencilla, pero te ayuda a entrenarte y adquirir un recurso muy útil para superar las tensiones. Te lo digo por propia experiencia. ¡A practicar! 

 

 

 

About the author

Related posts

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscríbete a nuestras newsletter
Te invito a adentrarte en el mundo del Coach Ontológico y a disfrutar de mis programas para mejorar tu actitud y motivación diaria.