Lecciones de vida

5ª LECCIÓN: PRUDENCIA Y VALOR SON COSAS DISTINTAS

(Inspiradas en la película, El Club de los Poetas Muertos)

 “La mayor seguridad a que podemos aspirar es a aceptar de buen grado la inseguridad que nos asiste como una constante en nuestras vidas” (Bernabé Tierno)

Coach valencia

Fuente: fotogramas.es

Siempre optimista, siempre alentador, el profesor de literatura de la academia Welton, enseño a sus alumnos que nada es imposible.

Si hay un ideal defendido por John Keating en el “Club de los poetas muertos” es aquel que nos hace vivir cada día como si fuera el último: “Carpe Diem”. Sin embargo, y a pesar de los notables esfuerzos de Keating por alentar a sus alumnos a disfrutar cada momento, también nos enseñó otra maravillosa lección:

“Hay un momento para el valor y otro para la prudencia. El que es inteligente, sabe distinguirlos”.

El Valor y la Prudencia son los dos componentes de la ecuación del miedo, es decir, la función del miedo F (M) = Valor – Prudencia. Un exceso de miedo, es decir, mucha más prudencia que valor, genera el pánico, donde la persona se paraliza, se bloquea.

Una carencia de miedo, donde el valor supera con creces a la prudencia genera temeridad, con sus repercusiones correspondientes.

Pero, y según mi opinión, para evolucionar y crecer como persona hace falta en numerosas situaciones tener Valor. Desde el prisma de la inteligencia, el Valor viene derivada de la siguiente fórmula:

V = (C + H) x A

C= Conocimientos, es importante para todo en la vida tener conocimientos.

H= Habilidades, con el tiempo, uno aprende a hacer las cosas mejor, la primera vez, cuesta, vaya si cuesta, la segunda un poquito mejor, la tercera, bastante mejor, y con la (humildad + paciencia + perseverancia) = DISCIPLINA; se adquiere las habilidades necesarias para ser aprendiz de sabio.

A= Actitud, aquí reside la grandeza, la sabiduría, uno vale su “C”, uno vale su”H”, pero lo que diferencia a las “grandes” personas de los “pequeñas”, es su Actitud, su manera de ser, su valor para afrontar las situaciones adversas, para tomar las decisiones “difíciles”, esa es la diferencia, el valor supera a la prudencia, pero con inteligencia, con equilibrio.

Y, ese es el gran aprendizaje de todo ser humano, alcanzar su punto de equilibrio, gestionando con sabiduría la prudencia y el valor.

EJERCICIOS PARA INTERACTUAR

5º EJERCICIO

Te propongo para esta quinta lección, que te respondas a las siguientes preguntas para que entrenes a reflexionar hacia tu interior:

  • ¿qué es lo que siempre has querido hacer en la vida pero has tenido miedo de intentarlo?
  • ¿qué actividades, a través de tú vida, te han proporcionado la sensación de logro y bienestar más grande?
  • ¿qué harías si supieses que no puedes fallar?
  • ¿cuáles son ahora los tres objetivos más importantes de tu vida?
  • ¿qué harías y en qué emplearías tu tiempo si supieras que sólo te quedan seis meses de vida?

Emprende la acción, la acción es vital, es muy fácil responder y soñar sobre las metas cuando no se hace nada, o se planifica para postergar la acción a mañana, o quizás pasado mañana.

Actúa con Valor, haz algo hoy mismo, empieza con pequeños resultados, pero empieza, y

Recuerda, que la felicidad sonríe a los que tienen valor, a los que viven sin miedos, entonces podrás sentir que eres uno de los pocos de este mundo que sobresalen, que están despiertos y en alerta, de los que están viviendo realmente. Entonces, entrarás en el Club de las Grandes Personas.

Suscríbete a nuestras newsletter
Te invito a adentrarte en el mundo del Coach Ontológico y a disfrutar de mis programas para mejorar tu actitud y motivación diaria.