Lecciones de vida

13ª LECCIÓN: LIBÉRATE

 “Entonces me parece que la felicidad está en la libertad, la libertad de ser, de actuar, de elegir. Pero como sé que ser, actuar y elegir con libertad no es fácil, me parece que la libertad está en el valor. Así que la felicidad tiene algo de coraje» (Odin Dupeyron)

fotograma

Fuente: fotogramas.es

Para disgusto del sector más tradicional y conservador de la Academia Welton, John Keating se propuso demostrar que la resignación y el conformismo sólo conducen a la desesperación.

Por todo ello, el genial profesor de literatura nos enseñó a no seguir el camino marcado y atrevernos a ir más allá nadie más ha ido.

La conversación:

John Keating: “Thoreau dice que la mayoría de los hombres viven en una desesperación silenciosa. No se resignen a ello. Libérense. No caminen por ello, miren a su alrededor. Atrévanse a ir lejos y encontrar nuevos terrenos”.

¡Libérate! Me conecta con una palabra, que para mí es mágica, Namasté, definida brillantemente por E.E. Cummings: “Ser uno mismo en un mundo que se empeña, noche y día, en conseguir que seas como todo el mundo, representa librar la batalla más dura que puede entablar el ser humano”.

¡Libérate! Porque nadie puede imponer sus creencias, porque nadie puede usurpar la libertad de decidir, porque nadie tiene la verdad.

«La verdad es como una manta que siempre te deja los pies fríos. La estiras, la extiendes pero nunca es suficiente. La sacudes, le das patadas, pero no llega a cubrirte. Y desde que llegamos llorando hasta que nos vamos muriendo, solo nos cubre la cara, mientras gemimos, lloramos y gritamos», conversación extraída de la película.

Le preguntaron a Mahatma Gandhi cuáles son los factores que destruyen al ser humano. Él respondió así: La Política sin principios, el Placer sin compromiso, la Riqueza sin trabajo, la Sabiduría sin carácter, los Negocios sin moral, la Ciencia sin humanidad y la Oración sin caridad. «Mucha gente, especialmente la ignorante, desea castigarte por decir la verdad, por ser correcto, por ser tú. Nunca te disculpes por ser correcto, o por estar años por delante de tu tiempo. Si estás en lo cierto y lo sabes, que hable tu razón. Incluso si eres una minoría de uno sólo, la verdad sigue siendo la verdad.

¡Libérate! Pero, ¡Por favor, empecemos ya!

A reconquistar unos valores universales que han usurpado conscientemente, luchando día a día en nuestros entornos, con amigos, vecinos, compañeros de trabajo, en las empresas, en los colegios, con los padres, mostremos que con ambición ética,  respeto, equidad, honestidad, ilusión, esperanza, esfuerzo, dignidad, ternura, empatía y generosidad podemos lograr la victoria sobre las mentiras, la hipocresía, el miedo instrumentado, la corrupción dañina, la falsa democracia, la obediencia sin dignidad, el poder sin escrúpulos, los parásitos que se nutren de los que aportan al sistema, los incompetentes que alcanzan ciertos grados de poder sin tener mérito alguno.

¡Empecemos ya!

A generar pequeños cambios sociales, desde una actitud activa y constructiva, que nos ennoblezca, para convertirnos en los grandes motivadores del progreso, facilitando un futuro, defendiendo la dignidad humana, creando y consolidando la necesaria revolución ética para construir espacios vivenciales generadores de GENTE.

Interpretación aprendida de mi querido y admirado poeta Mario Benedetti: «La sensibilidad, el coraje, la solidaridad, la bondad, el respeto, la tranquilidad, los valores, la alegría, la humildad, la esperanza, la felicidad, el tacto, la confianza, el agradecimiento, la sabiduría, los sueños, el arrepentimiento y el amor para los demás y propio, son cosas fundamentales para llamarse GENTE».

 Hagamos realidad la preciosa reflexión de Benedetti.

EJERCICIOS PARA INTERACTUAR

13º EJERCICIO:

 «Tener la conciencia limpia, es la máxima expresión de la libertad suprema del ser humano» (Ricardo Almenar).

Te propongo para esta decimotercera lección, continuar con nuestro entrenamiento mental, corporal y emocional, para adquirir hábitos saludables que te permitan romper la rutina diaria, el aburrimiento, y lo más importante, recordar que la vida es un regalo, agradecerlo cada día.

Tener un propósito de vida, tener la conciencia tranquila, y practicar la generosidad y el altruismo son mis tres claves de la felicidad. Reflexión de Pedro Martinez Ruiz, que comparto plenamente.

El Coach, está para desafiarte, con todo respeto, para que abras tus ojos, mires con una mirada diferente y puedas creer en ti y en todo lo que puedes hacer con tu vida.

Continuamos con el ejercicio Slow Living (2ª parte): Para, relájate, escucha, mira y admira.

En esta ocasión utilizaré las recomendaciones del propio Pedro Martinez, para liberarse y ser feliz.

11. – Busca y descubre tu propósito, y lo más importante, haz todo lo posible por conseguirlo.

12. – Empéñate en encontrar todo lo positivo en cada cosa, entendiendo que hasta lo menos bueno ha llegado a nuestra vida para enseñarnos.

13. – Ayuda a ser mejor a los demás. Si estás triste y ayudas a alegrar a otra persona triste, acabarás riendo.

14. – Sé agradecido con todo lo bueno que la vida te ofrece cada día. Y recuérdalo, esto te hará sentirte afortunado, aún más de lo que piensas que eres.

15. – No te empeñes en buscar la felicidad en paraísos lejanos y difusos, porque realmente está más cerca de lo que piensas, está en lo esencial, en lo bello que nos rodea cada día: un abrazo, un beso, una sonrisa, una charla con los amigos, saborear un café, una puesta de sol.

Recuerda, MI PROMESA de ayudarte, al cumplimentar cada ejercicio que realices, estoy a tu entera disposición, resolviendo dudas, o cualquier cosa que necesites, a través del correo: ralmenar@ricardoalmenar.com

Suscríbete a nuestras newsletter
Te invito a adentrarte en el mundo del Coach Ontológico y a disfrutar de mis programas para mejorar tu actitud y motivación diaria.