Abecedario de la Empresa Familiar

Estimados navegantes, continuamos con la aventura del Abecedario de Empresa Familiar.
Conectividad.-


Según la Real Academia Española (RAE), el término Conectividad hace referencia a la capacidad de conectarse o hacer conexiones, una comunicación, un vínculo.
Conexión, del latín connexio -ōnis, amistades, mancomunidad de ideas o de intereses.
Desde la mirada psicológica, las personas como seres sociales que somos, necesitamos cierta conectividad y sentimiento de pertenencia a los otros. Somos seres relacionales, por eso nos gusta relacionarnos con otras personas y obtenemos refuerzo de cada interacción que realizamos en nuestro día a día y eso nos hace sentirnos felices.
Desde una mirada puramente personal, sostener que en las empresas y organizaciones, el capital relacional es de suma importancia para conseguir un bienestar que dignifica la calidad humana de las personas que las integran.
La riqueza y salud de nuestro mundo relacional depende mucho de la capacidad de conectar y percibir lo que está presente en cada relación. Todas las personas tenemos la capacidad de percibir ciertos aspectos de la realidad externa o interna, y está comprobado que lo no percibido es bastante más grande.
Desde el punto de vista del Coaching Ontológico, la conectividad se alimenta del grado de confianza que exista en el sistema. Las empresas son sistemas que se rigen por normas, principios para que exista un orden determinado. Pero lo que realmente dan un significado a la confianza del sistema son los valores compartidos. Y, cuando hablamos de valores estamos entrando en el contexto de la ética.
Toda cultura empresarial está compuesta por valores – o debería estarlo -, cuanto más compartidos e interiorizados estén por la totalidad de las personas e la organización, mayor será el nivel de confianza en sus relaciones, y por lo tanto, mayor probabilidad de conectividad y pertenencia a la empresa habrá, con los beneficios que conllevan.
A modo de síntesis, ¿Qué entendemos por Conectividad aplicada a la empresa? ¿Qué es? La conectividad es un espacio emocional expansivo, una mutua resonancia entre las personas. La conectividad también es un respeto y confianza recíprocas, un aprendizaje interactivo entre las personas, una conexión magnética; es escuchar y dejarse influir positivamente y un fluir permanente de iniciativas, aprendizajes y creatividades.
Pero, ¿Qué ocurre en las empresas familiares?
La clave del desempeño, en un equipo de trabajo, reside en la particular dinámica de las relaciones entre sus miembros, y el Factor crítico de éxito, es conducir a los equipos a la preponderancia de la positividad frente a la negatividad.
Este gráfico explica con detalle como detectamos si hay o no una positividad y /o negatividad en las empresas. Para que exista un espacio emocional positivo, el resultado sería obtener unos indicadores entre +1 a +5 positivo. El resultado contrario -1 -5 negativo resulta un espacio emocional negativo, por lo tanto, una dinámica emocional tóxica y destructiva.
En las empresas familiares las tendencias que con mayor frecuencia prevalecen son ligeramente de positividad. + 0,39, pero bajo mi experiencia personal, no podemos engañarnos. ¿Y por qué digo “engañarnos”?
Porque para que realmente existe una buena conectividad, por lo tanto, exista equipos de alto desempeño, y las relaciones sean realmente de confianza, los indicadores objetivo deberían situarse en el +4 en los 5 ejes emocionales. Hasta la fecha, no he tenido ninguna empresa familiar, y no familiar que haya alcanzado dicho Indicador Objetivo y deseable.
Hay que destacar dos emociones y estados anímicos críticos que en mis últimos años de trabajo arrojan un saldo de -2,4 en Resentimiento y -2,8 en Miedo. Las repercusiones son muy dañinas, por una parte, merman considerablemente las relaciones entre los miembros del equipo, y por otra parte, inhiben los comportamientos proactivos del personal al temor del castigo.
En el eje emocional del futuro, existe un mayor peso en Resignación que Ambición. Aquí influye mucho la antigüedad de la plantilla, y si hay cambio generacional en la dirección familiar.
En los dos últimos ejes los indicadores obtenidos, son bajo mi punto de vista muy pobres, mayor peso tanto en Respeto como en humildad. Existe mucha polaridad en los mencionados ejes dependiendo de la personalidad de la Dirección Familiar.
Experiencias Vividas:
La conectividad emocional en las Organizaciones, Instituciones, en las Empresas y en especial en las Familiares son vitales. Voy a compartir con todos vosotros una experiencia muy bonita que viví hace muchos años en Gandía. Trabajando en la Cámara de Comercio de Valencia, decidí aceptar una propuesta del Ayuntamiento de Gandía conjuntamente con la Federación de Comerciantes del Centro Histórico, para trabajar en un Proyecto de Revitalización de la Estructura Comercial del Centro de Gandía para competir con la llegada de Centro Comercial de Periferia, Pryca con galería comercial incluida, en aquellos años.
Se creó un equipo de trabajo formado por el Departamento de Fomento Económico, en el cual me integré como parte de la Cámara de Comercio, del propio Ayuntamiento, Comerciantes y Gerente de la Federación, Instituto Tirant lo Blanch, con dos profesores de la familia de comercio y Área de Comercio de la Generalitat Valenciana.
Diversidad de personas, diversidad de organizaciones, diversidad de criterios, diversidad de roles, diversidad, diversidad. Pero, ocurrió algo que después con los años interioricé, hubo conexión, conectividad, ilusión, y un liderazgo compartido capaz de generar un espacio emocional positivo, minimizando los protagonismos, que los hubo, los egos, que los hubo, los recelos, que los hubo, pero el Proyecto y la ilusión fue compartida.
El proyecto no fue un camino de rosas, para nada, pero bajo mi opinión personal, la experiencia fue de un alto aprendizaje. Esa experiencia me sirvió para entender que el éxito de cualquier Proyecto está en las Personas Adecuadas, personas con unos valores compartidos, en el Equipo de Trabajo y sus relaciones de respeto, en la ambición positiva de lograr algo diferente y novedoso que hiciera frente a las Grandes Superficies, en ser mejores profesionales y mejores personas, en la colaboración pública y privada, en definitiva, en una Conectividad Emocional con un Equipo de Alto Desempeño.
Mirando el modelo de los Factores del Espacio Emocional, ahora, en Julio de 2020, que curioso, si tengo que evaluar los Indicadores obtendría retrospectivamente un resultado muy aproximado a +4.
Para finalizar y, satisfacer la curiosidad de los lectores, decir que el Proyecto resultante obtuvo el Premio del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo al mejor Proyecto de Innovación en la Reforma en Estructuras Comerciales.
Una curiosidad, en la “Foto Oficial” de la entrega del Premio, faltaron personas importantes del Equipo, y si aparecieron “Protagonistas” que sin embargo no creyeron en el Proyecto. ¿Qué curioso, no?
Conclusión:
Es responsabilidad del Coach, convertirse en un creador de espacios emocionales en las personas, ya que somos facilitadores y constructores de campos emocionales expansivos. El error de las empresas tradicionales es la creencia de focalizar la importancia en mejorar los procesos – Coordinación de Acciones – para mejorar así la organización y los resultados. Pero esto no deja de ser un grave error, porque este proceso supone solo un 5% de conectividad del personal involucrado.
C = CE + CA
Conectividad = Campo Emocional (95%) + Coordinación de Acciones (5%).
En el 95% restante reside la capacidad de generar campos emocionales de positividad. Desde mi experiencia, esto provoca facilitar el desarrollo de una competencia genérica en los responsables de equipos de trabajo de cualquier tipo de organización.
A este tipo de competencia, imprescindible para alcanzar el éxito en cualquier empresa, la llamo CONECTIVIDAD EMOCIONAL.
Considero tan importante la Conectividad Emocional, que siguiendo la mirada del Coach Ontológico, establezco 8 competencias genéricas clave para poder alcanzar dicha conectividad: : Factores del espacio emocional, cultura de alta impecabilidad de compromisos, rutinas defensivas del callar, modalidades del habla, competencias declarativas básicas, los juicios y el arte de la retroalimentación, diseño de conversaciones y diseño de la corporalidad.
“Es de vital importancia trabajar la conectividad en las empresas, porque generas una empresa sana, y sólo este tipo de empresas, pueden alcanzar el éxito y generar beneficios”
¡Preguntas para la conversación interna! ¡Comparte tus comentarios!
¿Cómo podemos lograr generar Conectividad Emocional entre los integrantes de una organización? ¿Cuáles son las herramientas y variables que me permiten construir un equipo de alto desempeño?
¿Percibes resentimientos entre tus jefes? ¿Trabajas en una empresa familiar? ¿Prevalece la invalidación o el respeto en las reuniones de trabajo?
¿Alguna vez has observado y/o escuchado pedir perdón a un jefe frente a un trabajador? ¿Tú has pedido perdón alguna vez en tu trayectoria profesional? ¿Cómo te has sentido?
¿Estás resignado en tu empresa? ¿Cómo te afecta en tu trabajo? ¿En tu vida personal y familiar?
¿Te crees de verdad que puedan existir empresas que trabajen con los Campos Emocionales? ¿En tu empresa te preocupas por generar positividad en los diferentes equipos de trabajo?
¿Te crees que trabajar con un Coach Profesional (Experiencias y horas de vuelo) para desarrollar la Conectividad Emocional es rentable para tú empresa?
¡Espero encantado vuestros comentarios! Tengamos buenas Conversaciones, La Conversación es Aprendizaje. ¡Gracias!

Suscríbete a nuestras newsletter
Te invito a adentrarte en el mundo del Coach Ontológico y a disfrutar de mis programas para mejorar tu actitud y motivación diaria.