Browsing Category

Coach

Conectividad emocional (III)

“Nuevo liderazgo, nuevas competencias”

Último artículo relacionado con la Conectividad Emocional y la forma de conseguirla, ¿recordáis? A través de la Herramienta TRIPLE 8. Hoy nos centramos en este medio, desglosándola para llegar a comprenderla y por supuesto, ponerla en práctica de inmediato, para conseguir un equipo motivado y feliz.

La herramienta TRIPLE 8 es el medio para desarrollar el Programa DOP (Programa de Desarrollo Organizacional y Personal), a través de:

  • 8 competencias de liderazgo
  • 8 herramientas de liderazgo
  • 8 competencias genéricas clave

A continuación, pasamos a enumerar cada una de ellas.

Coach Gandia

Fuente: taringa. net

– 8 competencias de liderazgo

  1. Gestiona el cambio. Promueve, impulsa y gestiona el cambio poniendo en práctica tu actitud emprendedora.
  1. Ilusiona. Transmite tu visión y tus metas. Sé capaz de generar que las mismas sean compartidas, logrando una emocionalidad positiva en los demás.
  1. Genera un clima de confianza. Sé coherente entre lo que dices y lo que haces (integridad, honestidad y sinceridad). Cumple tus compromisos y reconoce los esfuerzos y los resultados de los demás. Esto se considera ser competente profesionalmente.
  1. Sé eficaz y persigue el logro de objetivos. Implícate y comprométete con los objetivos propios y con los de la Organización, optimizando la gestión de recursos. Identifica acciones, establece prioridades y lleva a cabo el trabajo a fin de lograr la consecución del objetivo marcado.
  1. Comunícate con las personas. Transmite información de forma exacta y clara, y comprueba su comprensión.
  1. Sé flexible. Adopta un enfoque múltiple (cultura de escuchar las diferentes opciones múltiples para comprender y compartir las decisiones y acciones), enriqueciéndote con las opiniones de los demás.
  1. Comprométete con el cliente. Ofrece un servicio de calidad para satisfacer, e incluso superar, las necesidades y expectativas del cliente.

      8. Aprende. Desarróllate y posibilita e impulsa el desarrollo de los demás.

Herramientas del liderazgo

  1. Actitud positiva. La motivación comienza por uno mismo. Solo si creo en ello influiré adecuadamente en mí mismo y en los demás. ¡encuentra el lado positivo!
  2. Toma de decisiones. La peor decisión es la indecisión. Lo difícil se hace, lo imposible se intenta. ¡Atrévete!
  3. Preparación de conversaciones. Párate a pensar, prepáralo y actúa en consecuencia con ello. Un porcentaje alto de éxito corresponde a la preparación, esto transmite seguridad y convicción. ¡a escribir!
  4. Escucha activa. Escucha para comprender, no para responder. Ponte en el lugar del otro y no interrumpas. Deja hablar. Da la oportunidad de que todo el mundo exponga sus ideas. ¡escuchaaaaaa!
  5. Cumplimiento de compromisos. Si asumes un compromiso, cúmplelo. Si no puedes hacerlo, comunícalo a tiempo y compensa los daños ocasionados. ¡Cumple y gestiona el incumplimiento!
  6. Entrega y recepción de juicios. Los juicios remiten al comportamiento de las personas y no a las personas mismas. Un cambio en la acción produce un cambio en los juicios. Argumenta con hechos los juicios. ¡Comparte juicios!
  7. Reconocimiento. Admirar y reconocer el esfuerzo es animar para alcanzar los resultados Reconocer es GRATIS, solo cuesta querer hacerlo. ¡Felicitar es gratis!
  8. Gestión de las emociones. Las emociones descienden en cascada en los equipos de trabajo. Conforman tu estilo de dirección e impregnan tus relaciones, condicionando (potenciando o limitando) los resultados. Podemos ignorar la emoción que nos invade, pero no podemos evitar su influencia. ¡Desarrolla tu capacidad emocional!

Coach

Fuente: musicalberk.blogspot.com

– Competencias genéricas clave

1.- Los factores del espacio emocional.

2.- La cultura de alta impecabilidad de compromisos.

3.- Las rutinas defensivas del callar.

4.- Las modalidades del habla.

5.- Las competencias declarativas básicas.

6.- Los juicios y el arte de la retroalimentación.

7.- El diseño de conversaciones.

8.- El diseño de la corporalidad.

Como veis, son muchas cosas para alcanzar nuestros objetivos, pero vale la pena intentarlo, no creéis? Pero nunca solos, sino en equipo. El reto está en aplicar todos estos conocimientos en nuestro entorno organizacional cambiando actitudes, escuchando, reconociendo y actuando.

Debemos ser capaces de ir mejorando nuestras aptitudes, no solo profesionales, también personales, porque de este modo, creceremos como personas, convirtiéndonos en verdaderos líderes.

¿Ya has tomado nota? Si tienes alguna duda, por favor, ponte en contacto conmigo. Será un verdadero placer poder ayudarte. Info@ricardoalmenar.com

 

 

 

 

Reflexiones sobre la cultura del aprendizaje

“La única persona con formación de verdad,

es la que ha aprendido a aprender y a cambiar”

(Carl R. Rogers).

La formación es vital para crear nuevas capacidades y nuevos líderes en el mundo empresarial. Llevamos muchos años impartiendo conocimientos de una forma inapropiada, dándole más protagonismo al profesor, que es el que sabe, que a los alumnos, deseosos de aprender más.

Coach-valencia-1

Fuente: cineol.net

Pero estos errores podemos solventarlos cuando admitimos que lo hemos estado haciendo mal, que nos hemos equivocado y pedimos perdón. Solo de esta manera podremos comprometernos con un verdadero aprendizaje, porque desde la humildad se inicia un maravilloso y nuevo proceso de ilustración, compartiendo nuestros conocimientos con las personas que realmente desean escucharnos.

Estos procesos de aprendizaje se dan tanto en el mundo académico como en el mundo laboral. Dentro de una empresa, para construir un proceso de cambio efectivo, el profesional debe abordar dos aspectos básicos para alcanzar sus objetivos en la organización:

1-Facilitar el (des)aprendizaje de actitudes, creencias y hábitos adquiridos, que actúan como fuertes inhibidores del cambio.

2-Generar un espacio de convivencia y respeto que legitime las múltiples relaciones entre las personas que constituyen la empresa y sus clientes, proveedores, entidades financieras, etc…

Estas dos premisas son la base de todo proceso de cambio. A partir de aquí, se inicia un modelo de trabajo específico para crear el ambiente perfecto de aprendizaje en toda la organización que se sustenta en las siguientes ideas:

  • El aprendizaje guiado por la curiosidad y el interés frente al programa impuesto.
  • Un espacio creativo de no juicio. No permitir los prejuicios y facilitar la libertad de expresar las diferentes opiniones sin ningún tipo de presión. Plantear iniciativas sin ningún tipo de recriminación, y sobre todo escuchar, una de las competencias esenciales del responsable que desee ser un buen líder.
  • Llegar al interior de las personas. El profesional debe provocar la reflexión en las personas para que descubra por sí mismo el aprendizaje. “Si te enseño yo, te lo estoy robando”.

Todas estas ideas se representan con una simple ecuación:

 

FUTURO = APRENDIZAJE + INNOVACIÓN

Pero para que esta ecuación sea efectiva, necesitamos personas con las habilidades básicas para aprender de forma constante. Personas que tengan actitudes y valores más cercanos a la imaginación del inconformista y del emprendedor que al realismo del acomodado.

Coach

Fuente: liveandletlliveyoursmile.com

Personas con valores como el afán de superación, apertura a la pluralidad, creatividad, aceptación del cambio y la diversidad, tolerancia, disposición a asumir riesgos, deseo de aprender,…..

Pero nada en esta vida es gratuito. Para que todas estas reflexiones se conviertan, poco a poco en una realidad dentro de nuestro entorno empresarial, es imprescindible trabajar todos juntos, consensuando una serie de valores para afianzar el proyecto de futuro de nuestra empresa. De esta forma, pronto se reconocerán a los verdaderos líderes que han impulsado este cambio; un cambio hacia un nuevo futuro.

Ricardo Almenar

Fuente: alexsegrelles.marianistas.org

 

“Nada grande se ha hecho en el mundo sin una gran pasión”.

Hegel

Y esto se consigue siendo coherente con lo que se dice y se hace, mostrando sensibilidad, constancia y persistencia ante las distintas situaciones que se presentan día a día. Porque el liderazgo y la pasión son los motores del cambio necesario para alcanzar nuestras metas, tanto personales como profesionales.

 

 

 

 

 

 

 

Habilidades empresariales para conquistar el futuro (I)

“Pensar es el trabajo más complicado que hay, quizá esta sea la razón

por la que muy pocos se embarcan en ello”

(Henry Ford)

Vivimos en un mundo cada vez más exigente, selectivo y especializado. En un panorama como éste, mantenerse en primera línea, con antiguas estructuras y planteamientos oxidados, más que un reto, es casi un milagro.

Debemos buscar nuevas fórmulas: imaginar, crear, innovar, explorar nuevos caminos, dar respuestas a nuevos retos, renovar conceptos y profesionalizar la gestión.

Se impone la necesidad de cambiar “de mentalidad”, pasando de una concepción empresarial estática a una organización dinámica que cambia y se adapta a su entorno y sus necesidades. De esta forma, la empresa pasa a ser emprendedora y proactiva, anticipándose a las nuevas necesidades de sus clientes y pudiendo así, dar respuestas creativas que sorprendan al consumidor para hacernos permanecer en las primeras posiciones.

Coach Gandia

Fuente: quehacerpara.net

“Nuestra filosofía: La innovación y el aprendizaje como eje de los procesos de cambio en las empresas”.

Para conseguirlo, son imprescindibles la innovación y el aprendizaje permanente para conseguir un equipo de trabajo preparado, motivado, activo y despierto, que ponga su ilusión e imaginación al servicio de su empresa.

Esto no se consigue en un día ni dos. Es una labor lenta pero constante para lograrlo. Empezando por los directivos de alto nivel y bajando hasta los trabajadores, hay que romper esas leyendas urbanas, esos mitos y hábitos que se arraigan a las alas de la organización dificultando el despegue empresarial.

Hay que volver a aprender. Hay que enseñar una serie de habilidades empresariales que nos van a servir, tanto dentro como fuera de la organización:

  • Reflexionar
  • Pensar
  • Imaginar
  • Ilusionarse
  • Proyectar Si los trabajadores de una empresa adquieren estos hábitos, se creará inherentemente una nueva cultura de empresa que facilite el cambio a través del desarrollo de las personas y sus potencialidades. Todo es cuestión de proponérselo!

Reflexiones para compartir (Il): Actitud emprendedora

Artículo realizado por Ricardo Almenar Romero, mi hijo, Coach Ontológico.

“Abandoné la confrontación y cambié las armas por la comprensión y el perdón, no apelé a la razón, apelé a sus corazones”.

Nelson Mandela

Un líder es alguien que sueña y lucha por algo, no acepta las injusticias y se enfrenta a ellas. Un líder comunica, escucha, respeta y aprende. Influye y cambia el sistema y sobretodo, un líder genera líderes.

Actitud emprendedora y liderazgo son conductas inseparables para crear el espacio perfecto para el desarrollo y el crecimiento de las personas, tanto a nivel personal como profesional.

Coach

Fuente: revoluciontrespuntocero.com

Actualmente, en el ámbito profesional existe un pesimismo generalizado y miedo a la incertidumbre. Unas sensaciones negativas que muchas personas, y en especial los jóvenes, sufreN, buscando la comodidad de trabajos que les aseguren sobrevivir, que no vivir.

Coaching

Fuente: twicsy.com

Pero debemos cambiar este escenario. Llámame soñador, loco, temerario o marciano, pero no debemos aceptar este pesimismo que nos arrastra y no nos deja crecer. Existen dos herramientas para cambiarlo. A través de la empresa y a través de la educación.

Coaching

Me considero un enamorado de la educación, pero también soy muy crítico con ella. Desde mi punto de vista, ya no se trabajan como es debido los valores que posibilitan una gran motivación para afrontar la realidad del mundo laboral provocando una desmotivación generalizada y una total falta de cultura del esfuerzo para la superación.

Si queremos jóvenes emprendedores, hay una serie de competencias que son fundamentales para conseguirlo.

  1. La buena comunicación. Aprender a escuchar sin juzgar y sin primar el interés propio
  2. Saber trabajar en equipo para alcanzar los retos que nos depara el futuro.
  3. Legitimar el error. El premio a equivocarse es un aprendizaje puro e inolvidable.
  4. Combinación ganadora entre energía e inteligencia.
  5. Equilibrio entre emoción y razón para transportarnos al éxito.
  6. Ambición ética para crecer.

Todos estos valores son indispensables si queremos convertirnos en locos o soñadores, pero sobretodo en emprendedores y en líderes para guiar a otros, y alcanzar así los objetivos que nos hemos planteado para lograr la gloria.

Reinventando la actitud…

«La mente puede ser un siervo fiel, pero un amo terrible»

Vivimos tiempos de cambio y de incertidumbre. ¿Qué quiero hacer?, ¿qué voy a hacer?, ¿qué quiero llegar a ser? Con la llegada del cambio de año, nada mejor que hacer un balance de lo que ha sido el 2015 y de lo que quiero que sea el 2016. Pero dentro de este balance, no debemos olvidar analizar las actitudes pasadas y futuras.

La actitud es el traje que nos ponemos cada día. De una forma consciente o inconsciente, elegimos una actitud para hacer frente a las diferentes situaciones a las que nos enfrentamos diariamente. Dichas actitudes, algunas de las cuales nos pueden llegar a esclavizar, nos ayudarán a conseguir unos resultados u otros.

La actitud, como el software de un ordenador, es el programa que nos hace funcionar: elegir, relacionarnos, trabajar o vivir. Muchos de nosotros, preocupados por nuestro aspecto, ocupamos una gran parte de nuestro tiempo trabajando nuestro cuerpo, nuestro hardware. Pero, ¿qué pasa con nuestra actitud?, ¿cómo podemos cultivarla para alcanzar nuestras metas y superar cualquier tipo de obstáculo?

Coaching Valencia ontologico

Fuente: hablamosdepersonas.com

Sigue leyendo y te daré unas sencillas claves para ocuparte activamente de tu actitud.

Empezar el día con alegría. Para empezar el día bien, es importante elegir pensamientos positivos y de aceptación.

Coach gandia

Invierte en tranquilidad. Despiértate 30 minutos antes e inviértelos en ti mismo.

10 minutos de estiramientos (mi maestro zen es mi perro Golfo; observarle cuando se despierta es todo un espectáculo).

10 minutos de meditación y observación para calmar tu mente.

10 minutos para visualizar y focalizar lo que quieres alcanzar hoy.

Prepara tu lista de acciones. Hazte una lista de tareas diarias que puedas cumplir. Si no todas, al menos en un 80%. Sé realista y no intentes engañarte porque si lo haces, puedes desmotivarte.

Primero, la pelota grande. La primera tarea del día que debes marcarte debe ser la más compleja y que menos te apetezca hacer. Este reto te prepara emocionalmente y al terminarla tendrás sensación de éxito.

Gestiona los pensamientos limitantes. Ante una situación difícil puedes pensar “¿Voy a ser capaz de hacerle frente?”. Esto nos predispone para que no lo seamos. Por eso, cuando un pensamiento de este tipo inunda tu mente, debes decirte “yo puedo con ello, la vida es una danza, un baile”. Escucha la música, coge el ritmo y a bailar se ha dicho…

 

Mundo coaching

Fuente: aprendizajeseminario.blogpost.com

Pequeñas anclas actitudinales. Existen anclas que nos hacen sentir bien, tener una actitud positiva y dinámica. La ropa que nos hace sentir cómodos, la música que escuchamos o los libros que leemos son armas que nos servirán para tener una actitud extraordinaria.

Disfruta de los demás. Busca y encuentra a aquellas personas que sacarán de ti una sonrisa, admiración y lágrimas de alegría. Disfruta del talento de esas personas que llenan tu vida de momentos emocionantes.

Espero haberte ayudado a cultivar tu actitud para el 2016. Pero para poder seguir los pasos que te acabamos de explicar, lo primero y más importante que debes hacer para que tu actitud sea positiva y puedas alcanzar tus metas, es QUERERTE. Quererte a ti mismo, porque tú eres un ser único e irrepetible.

Suscríbete a nuestras newsletter
Te invito a adentrarte en el mundo del Coach Ontológico y a disfrutar de mis programas para mejorar tu actitud y motivación diaria.