Browsing Category

Coaching

Lecciones de vida

5ª LECCIÓN: PRUDENCIA Y VALOR SON COSAS DISTINTAS

(Inspiradas en la película, El Club de los Poetas Muertos)

 “La mayor seguridad a que podemos aspirar es a aceptar de buen grado la inseguridad que nos asiste como una constante en nuestras vidas” (Bernabé Tierno)

Coach valencia

Fuente: fotogramas.es

Siempre optimista, siempre alentador, el profesor de literatura de la academia Welton, enseño a sus alumnos que nada es imposible.

Si hay un ideal defendido por John Keating en el “Club de los poetas muertos” es aquel que nos hace vivir cada día como si fuera el último: “Carpe Diem”. Sin embargo, y a pesar de los notables esfuerzos de Keating por alentar a sus alumnos a disfrutar cada momento, también nos enseñó otra maravillosa lección:

“Hay un momento para el valor y otro para la prudencia. El que es inteligente, sabe distinguirlos”.

El Valor y la Prudencia son los dos componentes de la ecuación del miedo, es decir, la función del miedo F (M) = Valor – Prudencia. Un exceso de miedo, es decir, mucha más prudencia que valor, genera el pánico, donde la persona se paraliza, se bloquea.

Una carencia de miedo, donde el valor supera con creces a la prudencia genera temeridad, con sus repercusiones correspondientes.

Pero, y según mi opinión, para evolucionar y crecer como persona hace falta en numerosas situaciones tener Valor. Desde el prisma de la inteligencia, el Valor viene derivada de la siguiente fórmula:

V = (C + H) x A

C= Conocimientos, es importante para todo en la vida tener conocimientos.

H= Habilidades, con el tiempo, uno aprende a hacer las cosas mejor, la primera vez, cuesta, vaya si cuesta, la segunda un poquito mejor, la tercera, bastante mejor, y con la (humildad + paciencia + perseverancia) = DISCIPLINA; se adquiere las habilidades necesarias para ser aprendiz de sabio.

A= Actitud, aquí reside la grandeza, la sabiduría, uno vale su “C”, uno vale su”H”, pero lo que diferencia a las “grandes” personas de los “pequeñas”, es su Actitud, su manera de ser, su valor para afrontar las situaciones adversas, para tomar las decisiones “difíciles”, esa es la diferencia, el valor supera a la prudencia, pero con inteligencia, con equilibrio.

Y, ese es el gran aprendizaje de todo ser humano, alcanzar su punto de equilibrio, gestionando con sabiduría la prudencia y el valor.

EJERCICIOS PARA INTERACTUAR

5º EJERCICIO

Te propongo para esta quinta lección, que te respondas a las siguientes preguntas para que entrenes a reflexionar hacia tu interior:

  • ¿qué es lo que siempre has querido hacer en la vida pero has tenido miedo de intentarlo?
  • ¿qué actividades, a través de tú vida, te han proporcionado la sensación de logro y bienestar más grande?
  • ¿qué harías si supieses que no puedes fallar?
  • ¿cuáles son ahora los tres objetivos más importantes de tu vida?
  • ¿qué harías y en qué emplearías tu tiempo si supieras que sólo te quedan seis meses de vida?

Emprende la acción, la acción es vital, es muy fácil responder y soñar sobre las metas cuando no se hace nada, o se planifica para postergar la acción a mañana, o quizás pasado mañana.

Actúa con Valor, haz algo hoy mismo, empieza con pequeños resultados, pero empieza, y

Recuerda, que la felicidad sonríe a los que tienen valor, a los que viven sin miedos, entonces podrás sentir que eres uno de los pocos de este mundo que sobresalen, que están despiertos y en alerta, de los que están viviendo realmente. Entonces, entrarás en el Club de las Grandes Personas.

Abecedario de la Empresa Familiar

Aprendizaje.-


Según la Real Academia Española (RAE), se denomina Aprendizaje al proceso de adquisición de conocimientos, habilidades, valores y actitudes, posibilitado mediante el estudio, la enseñanza o la experiencia. El proceso fundamental en el aprendizaje es la imitación (la repetición de un proceso observado, que implica tiempo, espacio, habilidades y otros recursos). Aprendizaje es una de las palabras que más me entusiasman e identifican con mi modo de ser. Me considero un aprendiz insaciable y que no tengo fin. Es una necesidad de las personas que desean disfrutar de un juego maravilloso que se llama Vida. Te facilita crecimiento personal y profesional. Y, porque en la vida, se gana o se aprende. Como decía mi admirado escritor y poeta uruguayo, Mario Benedetti, “La perfección es una pulida colección de errores” ¿Y en las Organizaciones? En las organizaciones, considero que es uno de los dos pilares fundamentales para lograr tener un futuro inmejorable. De hecho dos de los principios de las empresas emergentes, modelo de empresa en el que se sustenta mi trabajo, están totalmente vinculadas con el Aprendizaje:
 Generar el hábito del Trabajo Reflexivo de Aprendizaje, espacios de tiempo a la reflexión personal, aportando iniciativas de mejora, con el objetivo de cambiar los resultados que hasta el momento se habían logrado en sus organizaciones.
 Compartir el conocimiento estimulando el aprendizaje en equipo.
Es imprescindible que las empresas tengan interiorizadas en sus respectivas culturas el Aprendizaje como un valor compartido necesario para lograr permanecer en un mercado tan complejo como el que nos ha tocado vivir.
Pero, ¿Qué ocurre en las empresas familiares?
Dos reflexiones; primera, una de las Competencias de Liderazgo que trabajo con los responsables de las empresas familiares es: Aprende, motiva y estimula el talento de las personas.
En el feedback que realizo con el personal de la empresa para que evalúen a sus responsables, dicha competencia es la segunda peor valorada, por detrás de Comunícate con las personas.

Segunda reflexión, trabajo con 5 ejes emocionales que constituyen el espacio emocional de Positividad en cualquier tipo de Organización.
El 5º eje emocional, es el aprendizaje. La enorme importancia de la emoción de la humildad frente a la arrogancia, cuando se afrontan situaciones nuevas en las que no estamos adecuadamente capacitados.
En las empresas familiares existe un predominio de la Arrogancia frente a la Humildad, y esto evidentemente dificulta con gravedad el Aprendizaje.
Dos son las razones, fundamentadas en mi propia experiencia profesional:
1.- Necesidad desmedida de sentirse superior: El sentirse superior a los demás es una enfermedad, porque en la vida siempre andan a la carrera y sin aliento, nada disfrutan y nada les llena ni satisface porque siempre encuentran que los demás son mejores o tienen más éxito. Son orgullosos, arrogantes y egoístas; buscan permanentemente su beneficio, procuran que los demás estén a su servicio y lo adulen. Son unos verdaderos maestros de la manipulación, manipulan para ser ellos los victoriosos, los que logran el triunfo gracias a ellos, se apuntan las medallas que no les corresponden, los éxitos son siempre suyos, los fracasos son por culpa de los demás porque son unos ineptos e incompetentes. 2.- Necesidad desmedida de ser perfecto: buscan la perfección compulsivamente, tienen una enfermiza necesidad de tener éxito a toda costa, y por otro lado, tienen pavor al fracaso. El perfeccionista compulsivo tiene una característica, que para mi opinión, es muy dañina y dolorosa, la arrogancia, la soberbia. Estas dos necesidades son las que se tienen que superar, para que realmente en las empresas familiares el Aprendizaje sea una realidad coherente día a día y no una expectativa escrita en sus valores. Quien las tenga, por cierto.
Experiencias Vividas:
“Crisis del 2007 – 2008, dura, larga y duradera. Empresa Familiar de larga tradición. Situación financiera delicada, trabajo duro para superar las dificultades, motivando al personal y refinanciando la empresa. Se barajan varias opciones para superar la situación, una de ellas, redimensionar la empresa y centrarse en un enfoque comercial, eliminando la parte productiva. En una de las muchas conversaciones mantenidas con los propietarios, y en un momento de tensión, ante la necesidad de tomar una decisión, escucho la siguiente declaración: Yo no he estudiado y trabajado tanto para al final tener una empresa de mierda…”

“En una Escuela de Negocios, hace años, estaba impartiendo una sesión formativa de Cultura Empresarial dentro de un Programa de Directivos. Entre los alumnos asistentes había diversidad de perfiles, alumnos que se pagaban el Máster con su esfuerzo y trabajo, por cierto nada barato. Alumnos recién titulados y que estaban realizando el Máster para tener mayor accesibilidad al mercado laboral. Y, había hijos de empresarios, algunos de ellos conocidos en Valencia y representantes relevantes del Asociacionismo Empresarial Valenciano.
Mi estilo formativo es muy interactivo y me encanta que haya participación y debate. Uno de los alumnos, hijo de un conocido empresario valenciano, empresa familiar, empezó a jactarse de ciertos comentarios de los compañeros, comentarios como: que chorrada acabas de decir tío, eso es la teoría de Philip Kotler, que ya me lo sé. Ricardo lo que dices, suena muy bonito, pero no sirve para nada. Gestos de menosprecio continuos e interrupciones constantes, con manifiesta arrogancia y grosería.
En un momento determinado, me dije, basta. Y, le hice la siguiente reflexión: Ves a tu compañera, pues a dicha compañera la voy a respetar y valorar, porque esta trabajando, paga la matricula con su dinero ganado con su esfuerzo, viene de otro país para labrase un futuro, realiza puntualmente el trabajo individual y de equipo, y lo más importante, respeta, escucha y cuando discrepa, argumenta. A ti te lo paga tu Papá, cosa que me alegra, pero tienes que aprender mucho de ella, y ahora, te invito a que te levantes de tu asiento y abandones la clase, y una sugerencia, aprende a respetar, y sobre todo, un valor muy importante para aprender, la humildad.
Consecuencias: Llamada del Director de la Escuela de Negocios, reunión conmigo y con el responsable de los Programas de Directivos de la citada Escuela. Decisión, seguí dando formación varios años más, y gracias a la defensa del Responsable del Programa de Directivos, que por cierto, sigo teniendo una entrañable relación”
Conclusión:
Aprender es mágico y divertido, cuando:
Amas lo que haces; Puedes elegir cómo aprender; Te sientes seguro; Se convierte en una Adicción Saludable; Eres Apreciado por quién tú eres; El ambiente es Inspirador; Es divertido Fallar.
Ahora, os hago la siguiente pregunta, ¿Deseas resultados superiores en tu empresa? ¿Cómo?
Yo os digo, que con trabajo sólo, NO.
PMC = P
Con Personas con Mentalidad de Crecimiento = Pasión, SI.

Las Empresas Familiares, sobre todo, las Valencianas, porque son de mi tierra, tienen que aprender a ser empresas líderes que “fabriquen “ o, se “rodeen” de personas con ganas de crecer, de estar siempre en movimiento, porque cada meta alcanzada es un pasito más hacia otras metas.
«Todas las empresas deben convertirse en organizaciones que aprenden y en organizaciones que enseñan. Las organizaciones y sociedades que se fundamenten en un aprendizaje permanente a todos los niveles, dominarán el siglo XXI» (Peter Drucker).

Lecciones de vida

4ª LECCIÓN: ENCUENTRA TÚ PASIÓN

Coach ontologico.png

Fuente: fotogramas.es

“Una vida sin pasión, una vida sin ilusión, es una condena a cadena perpetua, siendo la cobardía y la comodidad nuestros principales carceleros” (Ricardo Almenar)

Siempre optimista, siempre alentador, el profesor de literatura de la academia Welton, enseño a sus alumnos que nada es imposible.

Quizá la lección más importante de “El club de los poetas muertos” sea aquella que John Keating da en una de sus clases de literatura, donde consigue contagiarnos su pasión y entusiasmo por hacer de la vida algo extraordinario, un lugar en el que el trabajo y el dinero son necesarios pero no lo más importante.

Lo que nos mantiene vivos.-

“No leemos y escribimos poesía porque es bonita. Leemos y escribimos poesía porque pertenecemos a la raza humana, y la raza humana está llena de pasión. La medicina, el derecho, los negocios y la ingeniería son carreara nobles y necesarias para la vida. Pero la poesía, la belleza, el romanticismo, el amor… son las cosas que nos mantienen vivos” (John Keating). 

En estos momentos actuales, con la situación que estamos viviendo, donde las informaciones e impactos negativos y constantes que estamos recibiendo día a día, generan todo lo contrario, desmotivación, desilusión, desesperanza, cansancio, agotamiento, aburrimiento, impotencia,…

Ante este contexto, todos desearíamos lanzar una voz desgarrada de ayuda: ¡¡Por favor, que alguien me motive!!

 La MOTIVACIÓN, estado ideal donde las personas se sienten con energía, con el nivel de emoción positiva que nos predisponen a la acción.

Y no existe mejor motivación, que descubrir tu PROYECTO PERSONAL, tu verdadero PROPOSITO EN LA VIDA, y la mejor herramienta para descubrirlo eres TU MISMO.

 Como dice Joaquín Lorente, en sus reflexiones,… “tener objetivos es una vulgaridad necesaria para el mantenimiento y la subsistencia cotidiana. Un objetivo es una conveniencia efímera, pasajera, aliviadora. Una pasión, es el fundamento de nuestra existencia, es hermética e innegociable. La pasión penetra e invade el alma”, excelentes reflexiones que comparto totalmente.

Mi PASIÓN, el fundamento actual de mi existencia, que me sostiene, y me da la suficiente energía y convicción es: construir espacios vivenciales generadores de GENTE, y es el Coaching Day, ese espacio vivencial, donde compartimos, sentimos, escuchamos, y MOTIVAMOS.

4º EJERCICIO

“Puedes ser lo que quieras; sólo existe un obstáculo, tú mismo” (Groucho Marx).

Te propongo para esta cuarta lección, que te respondas a las siguientes preguntas para que entrenes a reflexionar hacia tu interior:

  • ¿quién soy?, ¿para qué vivo?, ¿cuáles son los valores y principios que me guían?, ¿mis ideales?, ¿mis sueños?
  • ¿qué objetivos son los más importantes de mi vida?, ¿hacia dónde voy?
  • ¿qué papeles clave son prioritarios para conseguir mi visión?, ¿cómo padre?, ¿cómo pareja?, ¿cómo gerente/propietario?, ¿cómo ser laboral?, ¿cómo persona?
  • ¿te comprometes contigo mismo, que en definitiva es lo máximo que tienes, a responderte estas preguntas al menos una vez al mes, hasta que logres encontrar tu pasión, y el sentido a tú existencia?

Maravillosas preguntas, para iniciar un viaje extraordinario hacia tu IDENTIDAD, la tuya, a través de una motivación para la libertad, sin manipulación sin dependencia, con pensamiento crítico y automotivación.

Y, Recuerda, existe una sencilla palabra que sintetiza todo el sentido de la vida: PASIÓN.  

Lecciones de vida

3ª LECCIÓN: SÉ INCONFORMISTA

Coach

Fuente: fotogramas.es

“La educación sin libertad, da por resultado una vida que no puede ser vivida plenamente” (Alexander S.Neill)

Una de las primeras y más valiosas lecciones que John Keating nos enseña en la película es a no conformarnos con lo ordinario, invitándonos a ser únicos y extraordinarios.

La conformidad según Keating

El concepto de la conformidad es la dificultad de mantener las propias convicciones ante otros. Para aquellos que piensan, “Yo caminaría diferente”: Todos necesitamos ser aceptados. Pero debéis pensar que vuestras convicciones son únicas y os pertenecen. Aunque a otros puedan parecerles raras o inaceptables, aunque toda la “manada” diga “no está bien”.

El ser inconformista es comparable con ser un buscador. Buscador de conocimientos, de opiniones distintas, de nuevas experiencias, de reinterpretar nuestras propias convicciones. Desde esta actitud se construye nuestra verdadera identidad. Desde la libre elección, y no desde la imposición.

La educación nos convierte en seres civilizados, pero también puede convertirnos en esclavos. Por eso es necesario tener cierta rebeldía ante los conocimientos impuestos, debemos discrepar y pensar por nosotros mismos.

La verdadera educación es el arte de vivir, es el aprendizaje de superar las dificultades y las creencias impuestas. No debe restringirse a la infancia o a la juventud.

Quien deja de aprender, ya está muerto en vida. Por eso, sé inconformista, buscador y rebelde, porque vivirás sintiéndote vivido.

3º EJERCICIO: SÉ INCONFORMISTA

«No tratéis de guiar al que pretende elegir por sí su propio camino.» (William Shakespeare)

Te propongo para esta tercera lección, proponerte que te respondas a las siguientes preguntas:

1- ¿Sabes cuánto tiempo pasas cada día intentando agradar en lugar de ser simplemente quién eres?

2- ¿Eres consciente de una parte de tu “falso yo” que te gustaría soltar o de fragmentos de tu “yo perdido” que te gustaría recuperar?

3- ¿Cómo se desarrollaría mi vida si nunca me diese miedo lo que se dijera o pensase de mí?

Ahora te pido que realices el siguiente reto creativo:

Coge un folio en blanco, anota en la cabecera superior, en el centro del mismo la siguiente pregunta, ¿Te atreves?, y escribe en dicho folio todo lo que desees hacer, los lugares que quieres visitar, los NO que tienes pendientes de decir, las 5 cosas que más desees en tu vida, ¿Quién es la persona con la que siempre puedes contar?, Apunta su número de teléfono, dirección, @, cumpleaños, no dejes escapar a ese persona, dile lo mucho que significa para ti, …

¡¡La vida es como este papel en blanco, o te lanzas, o no ocurre nada interesante, que aburrimiento!!  

Abecedario de la Empresa Familiar – Ambición

Ambición.-

Según la Real Academia Española (RAE), la Ambición la define como el deseo de obtener poder, riquezas o fama. El término procede del latín ambitĭo y puede utilizarse de manera positiva o con sentido negativo.

La palabra Ambición suscita sensibilidades contradictorias. Por una parte, se asocia a algo negativo, que genera rechazo. Frases como “el que pisotea a alguien para ascender” “hace lo que haga falta para tener el poder”, y multitud de frases que podríamos aportar.

Este tipo de ambición es negativa, tóxica. Por encima de todo lo que desean es el poder y el éxito. En mi experiencia profesional, he convivido con perfiles de personas con dichas características y que les denomino “El Pavo Real”.

Es uno de los personajes que más daño hacen en las Organizaciones, son generadores de células malignas, con actitudes dañinas de criticar, quejarse, comparar, competir y enfrentarse, lo que provocan el cáncer metastásicos de empresas y organizaciones.

Son muy peligrosos, porque se muestran con una serenidad y seguridad aparente, pero es un vil engaño, su egoísmo solo le lleva a pensar en sí mismo, en ser y aparentar saber más que nadie.

Apoyándome en la Teoría de proyección de la sombra, de Carl Gustav Jung, psicólogo y médico psiquiatra suizo, la Ambición tiene su luz, la Ambición Nutritiva – positiva. A mí personalmente, me gusta denominarla Ambición Ética.

Es absolutamente necesario que las empresas tengan ambición ética. Este tipo de ambición es nutritiva. ¿Por qué? :

  • Porque genera deseos legítimos de mejora continúa y desarrollo personal.

  • Porque alimenta en las personas de la organización, la proactividad.

  • Porque engendramos personas PMC – personas con mentalidad de crecimiento –

  • Porque es el disolvente de la Resignación, para poder tener futuro.

  • Porque se vive en una armonía de autenticidad, base para desarrollar equipos de Alto Rendimiento.

  • Porque la Ambición ética nutre a los verdaderos Líderes.

  • Porque la ambición ética es la semilla de la iniciativa, la imaginación, el aprendizaje y la excelencia.

Pero, ¿Qué ocurre en las empresas familiares?

En todos mis años de experiencia profesional, “he visto de todo”. He convivido los dos tipos de ambición, dependiendo del tipo de cultura de la organización y de sus propias historias familiares y empresariales.

Nuestros padres, en general, mi padre fue empresario, vivieron la época de la postguerra, tempos difíciles, con necesidades básicas que cubrir y a base de mucho esfuerzo y trabajo crearon y desarrollaron empresas.

Esto explica, en parte la ambición desmesurada que tenían de alcanzar el éxito, alimentaron su “ego” y se convirtieron en esclavos de su propia ambición tóxica.

Viene la siguiente generación, y sufren esa, a veces, inconsciente necesidad desmedida de sentirse superior y atesorar riquezas, por la presión heredada de ser mejores y tener éxito. En ocasiones generan una enfermedad, la Atiquifobia (lo trataremos más adelante en el abecedario)

Todas estas razones desembocan en una etapa del ser humano, que desde el prisma de la Psicología, denominamos Proyecto Egótico.

Un Proyecto Egótico, es un proyecto de vida basado en una comprensión ilusoria y muy limitada de la existencia, sustentada en un materialismo feroz de tener y acaparar bienes materiales.

Toda su vida es un Proyecto Egótico, es decir, un ser no espiritual, una identidad vacía, un sin sentido del significado de su existencia, con manifiestas carencias afectivas – emocionales, toda su vida gira alrededor de lo material, de Tener y no Ser.

Estas son las raíces de la preponderancia de la Ambición Tóxica y negativa, en los propietarios de las empresas familiares.

Pero llega la dura crisis del 2007. Crisis profunda y duradera. Cuando “desaparecen” estas “riquezas materiales” provocadas por quiebres económicos, por la decepción con instituciones políticas, sociales o religiosas, y muchas otras experiencias dolorosas o desconcertantes, llevan al ego a la dura conclusión, de que su proyecto de triunfo era ilusorio, y de que nadie gana a la existencia.

Entonces aparece el ego quebrado, que siente que la vida lo venció y sólo puede sostenerse mediante alguna forma de adicción, en unos casos; en otros surge la “ayuda” de ciertas Asociaciones Empresariales de facilitarles una ayuda externa profesional a los propietarios para afrontar la dura situación.

Es el momento de establecer prioridades y de tomar una decisión importante en sus vidas: ¿Trabajar y trabajar hasta el agotamiento y el estrés? ¿Más dinero, más coches, más propiedades, más problemas, más agobios, más nerviosismo? ¿Menos tiempo, menos comunicación y diálogo entre la pareja, con los hijos?

Y es cuando aparece la reflexión, de aceptar que la verdadera crisis es tomar la decisión de enfrentarse al desafío de descubrir “¿quiénes somos? y ¿qué es lo que realmente queremos en la vida?”.

Y aparece el descubrimiento: “la Ambición, ambición ética” de encontrar la verdadera riqueza, y precisamente se encuentra en nuestro interior, ese es nuestro tesoro.

Es la cronología de lo que he trabajado en estos años en las empresas familiares, una evolución hacia otra visión del significado de trabajo, de empresa, de empresa familiar. Una clara reflexión de necesidad de cambio, de visualizar y tener la convicción de que la Ambición ética es necesaria y positiva para el bienestar y la rentabilidad de las empresas, especialmente, de las familiares.

Experiencias Vividas:

Empresa familiar compuesto por dos puntos de venta y 10 empleados. El Padre debe tomar una compleja decisión, elegir la gerencia entre un hijo o una hija. Elige al hijo. Se empieza un proyecto de estructuración y desarrollo de la Empresa. Se hace la presentación pública del Proyecto a todas las personas que integran incluido el padre. En un momento de la presentación, un empleado interrumpe y manifiesta: Todo eso es teoría…

En ese momento el padre, de 69 años y fundador de la empresa, me solicita intervenir, a lo cual evidentemente accedo. Hizo la siguiente pregunta: ¿Sabéis la diferencia que existe entre la teoría y la práctica? Silencio… Respuesta: Una palabra marca la diferencia, Cojones. Menuda lección.

Aquí en esta empresa descubrí el personaje del Pavo Real. La misma persona que realizo la interrupción, ex – yerno y el segundo empleado que más cobraba de la empresa, “vendiéndose” lo bueno que era, criticando la ineficacia de los demás, metiendo malos rollos para poner barreras al Proyecto para protegerse de su “posición”, hasta que descubrí, lo vago que era, trabajo real de 2 horas al día, incapacidad manifiesta para realizar su trabajo, más por actitud que por querer aprender. Al cabo de 4 meses de iniciarse el Proyecto, se le despidió”

Conclusión:

En las empresas familiares tiene una gran influencia las dos dimensiones del “arraigo afectivo”: Los Patrones y dinámicas familiares, y los mandatos recibidos en la infancia. Construyen los arquetipos característicos de las segundas generaciones.

En función de dichos Patrones, surgen la Ambición Tóxica o por el contrario la Ambición Ética. En una misma familia con los mismos Patrones, pueden coexistir ambas ambiciones, porque la variable genética tiene su influencia.

En la vida se gana o se aprende. Todo es una simple elección de Actitud, porque esa es nuestra responsabilidad. ¿Ambición Ética – Nutritiva o Ambición Toxica?, somos libres para elegir.

R = R x O

Esta ecuación es muy significativa, viene a decir, que los Resultados son directamente proporcionales a la calidad de las Relaciones, multiplicado exponencialmente por la Optitud, que significa la opción de elegir la Actitud Positiva, tanto en la vida profesional como Personal.

Preguntaros, ¿Qué ambición es la adecuada para generar mejores resultados?

Para finalizar decir que, percibo una lenta, pero ligera inclinación hacia la Cultura del Ser, con un liderazgo sustentado en la Ambición Ética, pero queda mucho por hacer, y esto no es negativo, todo lo contrario, es una oportunidad y un reto para ayudar a las empresas familiares a ser un referencia en el sistema social y empresarial.

«El hombre es de naturaleza un animal orgulloso que ama por encima de todo el soplo de la fama que acaricia su vanidad y lo adula con la admiración de sí mismo» (R. Blackore).

Suscríbete a nuestras newsletter
Te invito a adentrarte en el mundo del Coach Ontológico y a disfrutar de mis programas para mejorar tu actitud y motivación diaria.