Browsing Category

Coaching

Lecciones de vida: Carpe Diem

(Inspiradas en la película, El Club de los Poetas Muertos)

“…fui a los bosques porque quería vivir a conciencia, quería vivir a fondo y extraer todo el meollo a la vida. Dejar de lado todo lo que no fuera vida para no descubrir en el momento de la muerte que no había vivido. ” (Henry David Thoreau)

coach ontologico

Fuente: fotogramas.es

Si hay un pensamiento presente durante la película protagonizada por Robin Williams, ése es el de aprovechar cada día, un principio con el que el profesor Keating nos enseñó a hacer cada día algo extraordinario.

John Keating: Carpe Diem. Porque somos alimentos para gusanos señores. Porque aunque no lo crean, un día todos los que estamos en esta sala dejaremos de respirar. Nos pondremos fríos y moriremos. Aprovechen el día, muchachos. Hagan que sus vidas sean extraordinarias.

Aprovecha el momento, vive conscientemente, ¡para! el silencio nos hace vivir plenamente. “Toma las rosas mientras puedas; veloz el tiempo vuela, la misma flor que hoy admiras mañana estará muerta”.

Aprovecha el momento, “El día de hoy no se volverá a repetir. Vive intensamente cada instante, no alocadamente, sino mimando cada situación, escuchando a cada compañero, intentando realizar cada sueño positivo, buscando el éxito del otro y examinándote de la asignatura fundamental: el amor. Para que un día no lamentes haber malgastado egoístamente tu capacidad de amar y dar vida“. 

Preciosas palabras extraídas de los diálogos de la película. Palabras que comparto plenamente, porque la vida es un viaje, un breve viaje con paradas en diferentes estaciones, que algún día nos tocará bajar en alguna determinada estación.

Mientras, debemos vivir, saborear cada momento, “extraer el meollo” a cada instante, a cada situación que surja.

Y, sobre todo sé tú mismo, no te resignes a vivir condicionado al qué dirán, a quedarte con resentimientos de situaciones del pasado que no tienen vuelta atrás. Como diría nuestro entrañable poeta, William Shakespeare: “Nunca arruines tu presente por un pasado que no tiene futuro”.

Sé tú mismo, vive según tus valores y principios, porque es tu decisión de vida. No permitas que te usurpen tu vida y te obliguen a vivir proyectos de vida de personas frustradas, personas que no tuvieron o no tienen el valor de atreverse a vivir y trasladan sus deseos no cumplidos en ti. No lo permitas.

Para finalizar esta décima lección, deseo compartir una inteligente reflexión de Charles Chaplin, que fortalece la reflexión inicial de Henry David Thoreau: “La vida es una obra de teatro que no permite ensayos… Por eso, canta, ríe, baila, llora y vive intensamente cada momento de tu vida…Antes que el telón baje y la obra termine sin aplausos”.

Y, tú de mayor… ¿Qué quieres ser? FELIZ.

                               

EJERCICIOS PARA INTERACTUAR

“Tener la conciencia limpia, es la máxima expresión de la libertad suprema del ser humano” (Ricardo Almenar).

Te propongo para esta décima lección, este ejercicio, que pretende el conseguir lograr un hábito muy saludable y terapéutico, la escritura.

Este ejercicio te enseñara a ser más consciente de tu vida, a ser un mejor observador del presente y de sus maravillas.

Este ejercicio se denomina en el ámbito del Coaching Ontológico: Tú Bitácora.

  1. Compra un cuaderno que te sirva para escribir en cualquier momento y lugar. A tu gusto que te sea práctico y fácil de llevar. Este cuaderno se convertirá en Tú Bitácora.
  1. Escribe tus reflexiones, emociones, sensaciones, sucesos, cosas notas… todo aquello que constituyan tus…vivencias y expectativas.
  1. Cada semana invierte 10 minutos para leer todo lo que te ha sucedido. Utiliza un espacio que te dé tranquilidad, con música relajante y entrégate en cuerpo y alma a escuchar – té.
  1. Identifica y señala aquellas situaciones y experiencias (alegrías, muestras de afecto, reconocimientos, anécdotas divertidas, personas que te enriquecieron, chistes que te hacen reír, abrazos imborrables,…) que te han sido gratificantes y que han sumado algo positivo a tu existencia. Escribe un + (Signo positivo) y escribe la duración en tiempo de dicha vivencia.
  1. Identifica y señala aquellas situaciones y experiencias que te han producido insatisfacción o sensaciones desagradables. Escribe un signo – (Signo negativo) y escribe la duración en tiempo de dicha vivencia.
  1. Describe las acciones correspondientes que debes ejecutar para aliviar y desbloquear dicha situación/experiencia. Una petición de conversación para clarificar la situación, para pedir perdón, para conocer mejor a la otra persona, en definitiva, para liberar la “mochila” y obtener un aprendizaje.
  1. Al finalizar cada mes haz balance: suma los tiempos de las vivencias con (+) y resta los tiempos de las vivencias con (-), el saldo restante, es el tiempo que realmente has vivido.

“Haz de tu vida, una obra de arte” (Nietzsche)

Recuerda, MI PROMESA de ayudarte, al cumplimentar cada ejercicio que realices, estoy a tu entera disposición, resolviendo dudas, o cualquier cosa que necesites, a través del correo: ralmenar@ricardoalmenar.com

Tú tienes la última palabra: Desafíate

Ética y Liderazgo

“Dar ejemplo no es la principal forma de influir en los demás; es la única” (Albert Einstein).

Antes de introducirnos en la reflexión que genera la frase que encabeza  el presente artículo, me gustaría compartir unas palabras de Andrés Ortega, que comparto plenamente y que me han motivado para escribir el presente artículo: Ética y Liderazgo.

 “Últimamente recurrimos con cierta frivolidad a la idea de que la economía del conocimiento que nos envuelve justifica el retorno al humanismo; que el nuevo modelo económico será implacable con aquellas organizaciones que no ensalcen la figura de la persona, que, milagrosamente ha dejado de convertirse en un recurso; casi ofende de nuevo que hasta un pasado muy reciente las personas no fueran más que eso… recursos de usar y tirar… elementos productivos de una economía de otro tiempo…

… Porque mientras la digitalización nos engulle, mientras aparecen las tendencias, mientras sepultamos las practicas asociadas a la economía industrial… no debemos ni podemos olvidarnos de la ética, de la necesidad de predicar con el ejemplo, de la imperiosa necesidad de trabajar con la verdad sin maquillar la realidad, de la virtud que supone la honestidad vivida en primera persona, de entender que conseguir el bien común está por encima de cualquier interés individual, de estar dispuesto a ofrecer antes que a pedir…

Las grandes proezas organizativas nunca tendrán lugar solamente por ser vanguardistas, ni mucho menos por jubilar anticipadamente los conceptos apolillados en el baúl de los recuerdos del management… sino más bien por actuar con una ética inquebrantable y férrea, a prueba de tendencias y destierros.  Porque no lo olvidemos nunca… sin ética no hay compromiso…”

 

Reunión de Jefes. Gerhard Haderer

 Efectivamente, sin ética no hay compromiso, que gran verdad. Sin embargo, en mis proyectos profesionales con las empresas, oigo con muchísima frecuencia la arquetípica frase: “… es que la gente no está comprometida, no tiene iniciativa”. Hombre que casualidad, o bien diría yo, que causalidad; cómo pretenden que los “empleados” tengan comportamiento proactivos, si a la primera de cambio, ante un error hay, en la mayoría de las ocasiones un “castigo”, una “reprimenda”, una “mala cara” por parte del “jefe”. Es más, me pregunto con frecuencia, ¿creéis que realmente se escucha con  autenticidad y atención las propuestas de los empleados, por parte de la dirección de los “directivos”?

Os invito queridos lectores, que con honestidad os miréis al espejo y os respondáis.

Mientras no consideremos a las personas como referencia absoluta, estaremos instalados en la mediocridad de la vida empresarial,  siendo no auténticos, siendo unos verdaderos hipócritas, por lo tanto, no siendo éticos.

 La modernización de las empresas, en general, de todas las organizaciones, pasa por considerar a las personas como el recurso más valioso para la empresa. Para ello, son necesarias varias condiciones:

  • Debe existir una cultura lo más explícita posible, punto este que ya hemos desarrollado anteriormente.
  • La organización y las relaciones internas de la empresa deben configurarse de tal modo que ofrezcan a las personas retos excitantes, en los cuales estas, puedan comprometerse libremente y desarrollar lo mejor de sí mismas.
  • Cada persona deber percibir con claridad un interés explícito y específico por ella como sujeto diferenciado no como recurso.

En definitiva, considerar a las personas como la referencia absoluta de una organización requiere de un liderazgo ético, de personas con unos valores auténticos, yo diría con unos valores arraigados en la propia familia, interiorizados en la persona, con unas creencias humanistas muy consolidadas, y con una nueva forma de interpretar la vida y las relaciones internas de una empresa.

Y, estas son, bajo mi punto de vista, las bases fundamentales para aplicar en el día a día lo que nuestro querido, Albert Einstein, nos dice: “Dar ejemplo no es la principal forma de influir en los demás; es la única”

 Para finalizar, si me preguntarais estimados y apreciados lectores, como puedes distinguir a un líder ético, una persona que predica con el ejemplo, un líder que de verdad cree que las personas son la referencia absoluta de su empresa, os respondería con unas reflexiones que en su momento escribí sobre innovación y liderazgo:

Martin Luther King

Un líder lo distingo porque lo siento, su mirada, la forma de escuchar, la corporalidad que provoca en los demás, son coherentes, inspiran confianza, dicen lo que hacen y hacen lo que dicen, generan capacidad de acción, hace que los demás hagan, disuelve conflictos, en momentos de tensión tienen la habilidad de provocar risas para relajar la emocionalidad del momento, convencen, son generadores de atrevimiento, de innovación, de ilusión, de optimismo, son inconformistas por naturaleza, en definitiva, son personas que generan confianza y compromiso, a través de su lenguaje, su corporalidad y su emocionalidad, y tienen una fuerte identidad privada, y sobre todo, generan poder a través de una extraordinaria humildad”

 En síntesis, y como conclusión final, diría con absoluta sencillez que un líder simplemente es una GRAN PERSONA. Y que además las grandes personas son imprescindibles para hacer realidad la siguiente reflexión:  

 “La empresa se debe convertir en un espacio de educación para el crecimiento personal y profesional; un espacio de reflexión, conversación y consenso” (Ricardo Almenar)

¡Basta!

“Cuando naces en un mundo en el que no encajas, es porque has nacido para ayudar a crear uno nuevo” (Anónimo)

Digo ¡Basta! a que esperamos, ¡ya está bien! reaccionemos y luchemos por cambiar una sociedad tan enferma, diría en estado de coma, convirtámonos en sujetos activos, no giremos la cabeza, y mantengamos la mirada al frente sin miedo, con valentía y digamos NO, NO a la clase política corrompida, unos marionetas del poder económico que manejan los hilos como les da la gana, sin escrúpulos de ninguna clase, son como termitas que lo corrompen todo, al precio que haga falta.

Codicia. Gerhard Haderer

Codicia. Gerhard Haderer

Por favor, empecemos ya! a reconquistar unos valores universales que han usurpado conscientemente, luchando día a día en nuestros entornos, con amigos, vecinos, compañeros de trabajo, en las empresas, en los colegios, con los padres, mostremos que con ambición ética,  respeto, equidad, honestidad, ilusión, esperanza, esfuerzo, dignidad, ternura, empatía y generosidad podemos lograr la victoria sobre las mentiras, la hipocresía, el miedo instrumentado, la corrupción dañina, la falsa democracia, la obediencia sin dignidad, el poder sin escrúpulos, los parásitos que se nutren de los que aportan al sistema, los incompetentes que alcanzan ciertos grados de poder sin tener mérito alguno, simplemente porque limpian el “culito”  a sus amiguetes jefecitos que confeccionan las listas de sus respectivos partidos, en definitiva, a los “ganadores” de un sistema podrido y vergonzante.

¡Empecemos ya! Yo mismo, ya he empezado a sentirme vivo, a poner mi gotita de agua en el océano, a remover a generar movimiento, a contribuir con mi profesión, Coach Ontológico, a generar pequeños cambios sociales, desde una actitud activa y constructiva, que nos ennoblezca, para convertirnos en los grandes motivadores del progreso, facilitando un futuro, defendiendo la dignidad humana, crear y consolidar la necesaria revolución ética para construir espacios vivenciales generadores de GENTE.

Interpretación aprendida de mi querido y admirado poeta Mario Benedetti: “La sensibilidad, el coraje, la solidaridad, la bondad, el respeto, la tranquilidad, los valores, la alegría, la humildad, la esperanza, la felicidad, el tacto, la confianza, el agradecimiento, la sabiduría, los sueños, el arrepentimiento y el amor para los demás y propio, son cosas fundamentales para llamarse GENTE”.

Hagamos realidad la preciosa reflexión de Benedetti, las personas que predican día a día dichas cosas, nos tenemos que encontrar en el camino para unirnos, para sumar activos en esa lucha de transformación.

Convirtámonos en Imprescindibles, en palabras del poeta y dramaturgo alemán, Bertolt Brecht, “Hay hombres que luchan un día y son buenos, hay otros que luchan un año y son mejores, hay quienes luchan muchos años y son muy buenos. Pero, hay los que luchan toda la vida .ESOS SON LOS IMPRESCINDIBLES “.

La sociedad “Pasiva”. Gerhard Haderer

La sociedad “Pasiva”. Gerhard Haderer

Finalmente, pido perdón, por si he ofendido a alguien, pero es lo que siento, necesitaba vomitar estas palabras y compartirlas para sentirme aliviado, por el dolor que me ha ocasionado, por la barbarie injusta de la muerte de una persona anónima, que por no poder pagar la luz, una vela se la ha llevado, en silencio, sin protestar, sin que algunos vecinos suyos ignoraban lo que estaba pasando, ignorando que mañana posiblemente les pase lo mismo, frío, penurias, inviernos sin calefacción, sin electricidad, pero, ¿realmente estamos en el siglo XXI?, en verdad, ¿hemos salidos de las cavernas…?

Empecemos, ya esa revolución ética, con inteligencia, con pequeñas acciones que generen ondas expansivas, yo con mucha humildad, en silencio, pero con acciones constructivas ya he empezado, porque quiero tener la conciencia limpia, que para mí es la máxima expresión de la libertad suprema del ser humano.

Ante la pregunta que un antiguo compañero de trabajo me formuló, ¿eres un ganador o un perdedor?, ante la cual respondí, pues, sí, soy un perdedor, pero tengo la conciencia limpia, y además, duermo como un lirón.

¡Basta Ya! 

“El miedo es la más grande discapacidad de todas” (Nick Vujicic)

El pasado lunes, 3 de Diciembre, fue el Día Internacional de las Personas con Discapacidad, y la frase que encabeza el presente artículo, es la que publiqué para dedicarla al mencionado día.

Pero, me gustaría centrar el presente artículo, en las vivencias personales que tuve los pasados días 13 y 21 de Noviembre en los Talleres bajo el título: “¿Protagonista? o ¿Víctima? ¡Tú decides!”. Talleres organizados por FESORD (Federación de Personas Sordas de la Comunidad Valenciana), celebradas en Valencia y Alicante, y cuyo público asistente eran personas sordas con diferentes grados.

Taller ¿Víctima? o ¿Protagonista? ¡Tú decides! celebrado en las instalaciones de FESORD en Valencia

En la propuesta que les realice para impartir ambos talleres, estaba encabezada por la siguiente reflexión personal:

“¿Has tenido alguna vez la tentación de vivir? Si. Con actitud positiva, mucho amor y aceptación de sí mismo, se hace más fácil la vida. El presente es un regalazo, vivir es una maravilla, por eso digo, olvidar el pasado, pedir perdón y no preocuparse demasiado del futuro”. (Ricardo Almenar, Psicólogo y Coach Ontológico).

http://www.ricardoalmenar.com/2016/12/mis-reflexiones-favoritas-vi/

¿Víctima? ¿Protagonista? Esta es la gran decisión que hay que tomar, de lo contrario estamos inmersos en una Crisis de Identidad.

Con sinceridad os digo que, cuando me aceptaron la propuesta, quién tuvo verdaderamente, no, una Crisis de Identidad, pero sí una Crisis de “acojono”, fui yo. Era la primera vez en mi vida profesional que afrontaba un taller con personas con esa tipología de discapacidad, aunque en mi ámbito personal, tengo una hermana con Síndrome de Down, de la cual soy tutor, y experiencia tengo, pero, así y todo, tenía mucho respeto.

¡Que sabía decisión asumir el reto! Fue toda una enriquecedora vivencia, son personas con una extraordinaria sensibilidad, transmitían humanidad, autenticidad, y desde los 5 minutos, sentí una vibración emocional tan extraordinaria y bella, que se generó una conexión preciosa con ellos.

Y, queda con absoluta claridad que, cuando las personas tienen un verdadero deseo de compartir, de empatizar, en definitiva de comunicarse, no existe discapacidad alguna para que se produzca la comunicación. La corporalidad, la mirada, el deseo genuino de escuchar, de entenderles es lo más precioso que se produce cuando realmente hay RESPETO.

Así como la música es el lenguaje universal, el respeto es el vehículo que lo facilita. Además he descubierto un nuevo lenguaje maravilloso, el lenguaje de signos, precioso, lleno de matices, con una gran riqueza de expresividad corporal y gestual. Además, me hicieron el bautizo de mi nombre y profesión con el lenguaje de signos, momento en el cual me emocioné personalmente.

Taller ¿Víctima? o ¿Protagonista? ¡Tú decides! celebrado en las instalaciones de FESORD en Alicante

Llegado a este punto, me pregunto, ¿Realmente son ellos las personas discapacitadas? No seremos nosotros las personas “normales” las que tenemos multitud de discapacidades.

Discapacidades, como la codicia, la envidia, la hipocresía, el tener por el tener, la ambición de ser mejores por el ego, el resentimiento, la resignación, la celopatía, el egoísmo, la arrogancia, la falta de respeto, la ausencia de ternura y cariño por los demás, la agresividad, etc…

Me atrevo a decir, y es mi humilde convicción, que las personas que denominamos discapacitados, son realmente, personas con una sabiduría emocional que nos hacen empequeñecer hasta la miseria, porque, y en general, y en la sociedad actual, existe un Analfabetismo Emocional Memorable, y a si nos va la vida.

En definitiva, las personas discapacitadas, ya las denominaría PERSONAS BELLAS, y no existe mejor descripción que la realizada por Elisabeth Kubler – Ross:

Las personas más bellas con las que me he encontrado, son aquellas que han conocido la derrota, conocido el sufrimiento, conocido la lucha, conocido la pérdida, y han encontrado una forma de salir de las profundidades.

Estas personas tienen una apreciación, una sensibilidad y una comprensión de la vida, que los llena de compasión, humildad y una profunda inquietud amorosa. La gente bella no surge de la nada”

Aprovecho el momento para expresaros mi sincero agradecimiento, por la confianza depositada en mi trabajo, que agradezco y mucho, y especialmente por el enorme disfrute que he tenido en ambas sesiones de trabajo, ha sido una experiencia muy enriquecedora, por lo tanto, y desde la autenticidad, GRACIAS.

Para finalizar, os animo a que sigáis realizando vuestro trabajo, que es muy gratificante y necesario en una sociedad tan enferma de valores como la que estamos viviendo en estos momentos. Animo, y deciros, que podéis contar conmigo para lo que necesitéis, un entrañable abrazo a todo el equipo humano de FESORD Comunidad Valenciana, gracias.

No puedo finalizar el artículo, sin ofreceros un regalo, una pildorita preciosa que alimenta el espíritu y la mente, y que a modo de conclusión es la adecuada:

“Los límites de mi lenguaje son los límites de mi mente”

(Ludwig Wittgenstein, Filósofo británico).

¿Hiper – Padres o Hipo – Padres?

“Hemos pasado de tener hijos mueble, a los que hacíamos poco caso, a tener hijos altar, a quienes veneramos” (Eva Millet)

La lectura de una entrevista realizada a Eva Millet, periodista y autora del libro “Hiperpaternidad”, de Plataforma Editorial, me motivó a escribir este artículo que a continuación desarrollo.

Según las propias reflexiones de Eva Millet: “… La Hiperpaternidad se caracteriza por una atención excesiva a los niños y una perpetua supervisión. Los padres resuelven sistemáticamente los problemas a sus hijos y esto tiene consecuencias, porque los está haciendo menos autónomos”.

Suscríbete a nuestras newsletter
Te invito a adentrarte en el mundo del Coach Ontológico y a disfrutar de mis programas para mejorar tu actitud y motivación diaria.