Browsing Category

Píldoras Reflexivas

Píldoras reflexivas para vivir y sentir 2

Nuestro tesoro se halla en la colmena de nuestro conocimiento. Estamos siempre de camino hacia allí, pues somos insectos alados de la naturaleza y recolectores.

Como Schopenhauer, Nietzsche se interesó en su juventud por el crisol de filosofías orientales que convergen en la India.

Heredero de una larga tradición espiritual orientada al conocimiento de uno mismo, Ramana Maharshi fue tal vez el último “gran gurú” que trabajó con el instrumento que nos hace humanos: la mente.

Ramana animaba a sus discípulos a que se formularan la pregunta “¿Quién soy yo?”. Tras saberse que estaba desarrollando un cáncer, tranquilizó a sus discípulos diciendo: “No me voy a ninguna parte. ¿Adónde podría ir?”.

Nietzsche compara la conquista de la mente con una abeja volando hacia lo más profundo de uno mismo: “Así como el pescador de perlas se ata una piedra a la cintura y se hunde en el fondo del mar para allí recogerlas, cada uno de nosotros debe armarse de desapego, zambullirse en el interior de sí mismo y obtener la perla del Sí-mismo”.

Para encontrar esta perla no es necesario peregrinar a la India ni entregarse a complejos ejercicios espirituales. Basta con mirar reposadamente hacia dentro.

Mis reflexiones favoritas (III)

“Todo vivir humano ocurre en conversaciones, y es en ese espacio donde se crea la realidad en que vivimos” (Humberto Maturana).

Según el Doctor Maturana, el lenguaje surge en las conversaciones, donde la palabra es muy importante, y en el mundo actual destaca el empobrecimiento y el deterioro que viene sufriendo.

El hombre se constituye a través del lenguaje, que sin él no hay pensamiento y que su reducción también genera un mundo reducido.

Entonces los mundos que vivimos se crean en el “lenguajear”, y cuando decimos que los niños están creciendo, ya sea por la televisión o por las circunstancias familiares, con un lenguaje reducido, trae como resultado un mundo empobrecido, lo cual tendrá seguramente para ellos tristes consecuencias.

reflexiones

Preciosas reflexiones del Doctor Humberto Maturana, Doctor en Biología por la Universidad de Harvard.

Toda en la vida son conversaciones, pero me pregunto, ¿Estamos capacitados para generar conversaciones eficientes? ¿Nos han educado desde niños para tener las habilidades necesarias para escuchar y conversar con respeto sin llegar al daño psicológico?

Mi experiencia tanto personal como profesional, me reafirma en la declaración del NO. Es más, el órgano del cuerpo humano que más daño y dolor produce en las personas, es la lengua.

coach

Efectivamente, los seres humanos somos seres conversacionales, somos de acuerdo al tipo de relaciones, de conversaciones y diálogos que mantenemos con los demás.

Porque el lenguaje es acción, es generativo, al hablar no sólo describimos lo que observamos, sino que intervenimos en el mundo, modificamos nuestras relaciones con los demás y contribuimos al desarrollo de nuestra propia identidad como personas.

El poder de una conversación es brutal, determina nuestra existencia: lo que es posible o imposible; nuestra efectividad en la vida; nuestras satisfacciones y sufrimientos; el sentido a nuestra vida y nos constituyen en el tipo de personas que somos.

Una de las competencias más importantes en una conversación, es la competencia de la escucha y es el principal criterio para evaluar la calidad de toda relación, sea personal o laboral. Es la competencia clave en nuestra capacidad de aprendizaje. Factor determinante del desempeño de los equipos y requisito esencial de una gestión efectiva.

Y, sin embargo, es una de las competencias que menos utilizamos, porque faltamos al respeto, queremos imponer nuestra “verdad”, no aceptamos a la otra persona como legítimamente diferente a nosotros, y cuando se opina diferente a nosotros reaccionamos a la defensiva y en multitud de ocasiones utilizamos la agresividad como habilidad destructiva.

El poder de una conversación, para simplificarlo, se sustenta en dos ejes primordiales, la Empatía, y la Argumentación. En función de nuestra capacidad de gestionar ambos ejes da como resultados 4 escenarios, veamos:

1º Desgaste: No existe conversación, se habla, bla, bla… no se oye, y es una pérdida de tiempo generando un cansancio en las relaciones, sea en el ámbito personal y laboral. Un ejemplo, sería las “reunitis”, con un alto coste emocional y económico para las empresas, en el ámbito laboral.

2º Rechazo: Buena capacidad de argumentación lingüística, pero nula habilidad empática, lo que se percibe como imposición, como “mi verdad” y produce negatividad. Escenario muy característico en los niveles jerárquicos de las empresas y en personas “arrogantes”. La habilidad empática es excepcional en muchos directivos, y en general, en las empresas existe lo que denomino un Analfabetismo Emocional Memorable.

coaching-coach

3º Explosión: Mucha confianza, no argumentamos los hechos y las evidencias, nos calentamos y generamos palabras cortantes, que hacen daño y rompen la relación. Mucho impulso emocional. Suelen darse en entornos familiares, de amistad y, en empresas familiares.

4º Inspiración: Existe un equilibrio entre la fundamentación de los hechos y evidencias con una buena dosis de empatía, un gran respeto, y por la tanto una buena escucha. Este tipo de conversaciones siempre dan frutos, algunas de ellas tardan años en tangibilizar el resultado, otras dan fruto inmediato.

motivacion

“A la gente que grita para imponer su razón, les diría, menos violencia, más lectura y eleva tus argumentos para persuadir, no para imponer” (Ricardo Almenar).

Y, añadiría que la calidad de nuestras vidas dependerá de la calidad de nuestras conversaciones. Menos emails y más conversaciones.

La vida es mucho más interesante cuando somos atrevidos y valientes para afrontar conversaciones difíciles. Conversaciones que requieren un esfuerzo intelectual y emocional.

Y, para finalizar lanzo una propuesta: Escoge una de tus conversaciones pendientes, y transfórmala en una conversación inspiradora.

Os digo que el reto vale la pena.

 

La cultura de alta impecabilidad de compromisos.

Nuestra identidad se ve afectada por el cumplimiento o el incumplimiento de nuestros compromisos.

Coach Valencia

La incompetencia en el cumplimiento de promesas es fuente de sufrimiento no sólo para quién las hace, también lo es para quienes se ven sometidos al incumplimiento de promesas efectuadas por otros.

Prometer es un fenómeno universal, el acto de prometer es constitutivo de la existencia humana, y parte integral e inevitable en nuestra convivencia con los demás.

Una empresa que trabaje tanto internamente con sus trabajadores como externamente con sus clientes desde la impecabilidad, no sólo asegura una mayor efectividad en su desempeño, sino que logra a su vez una mejor identidad pública, y por lo tanto un favorable posicionamiento en el mercado.

Pero, ¿qué debemos hacer para alcanzar una cultura de impecabilidad? es importante desarrollar otras competencias de gran importancia como son: las competencias del pedir, del ofrecer y de hacer promesas.

Coach Valencia

Las promesas son parte importante de nuestra vida cotidiana, son una de las acciones lingüísticas más importantes que ejecutamos los seres humanos. Nuestras vidas están organizadas alrededor de las promesas que nosotros hacemos a los demás y de aquellas que otros nos hacen. Nos permiten coordinar acciones con otros, podemos realizar cosas que, de querer hacerlas individualmente nos resultarían mucho más difíciles o incluso imposibles. Constituyen un área de competencia clave para un buen funcionamiento de trabajo en equipo.

Pero la experiencia nos permite muchas veces comprobar el nivel de incompetencia en la gran mayoría de los equipos en relación a dichas competencias.

Esta ineficacia en la mayoría de los casos genera mucho trabajo perdido, energías desaprovechadas, desaliento y altos costes tanto económicos como personales, uno de ellos es la pérdida de confianza.

Así que no olvidéis que la confianza es muy importante para realizar una promesa, pues está asociada a cuatro elementos distintos: sinceridad, competencia, responsabilidad y vulnerabilidad.

Coach Valencia

En definitiva, constituir y cumplir las promesas es todo un arte en el desempeño de los equipos. Por lo tanto es necesario adquirir competencias en hacer Promesas, y cumplirlas. Pero también tenemos que hacernos cargo y ser responsables en el caso de incumplimiento. Todo ello requiere de todo un aprendizaje y transformación.

 

 

Esta es mi PASIÓN

“La sensibilidad, el coraje, la solidaridad, la bondad, el respeto, la tranquilidad, los valores, la alegría, la humildad, la esperanza, la felicidad, el tacto, la confianza, el agradecimiento, la sabiduría, los sueños, el arrepentimiento y el amor para los demás y propio, son cosas fundamentales para llamarse GENTE”.

Mario Benedetti

Esta es mi PASIÓN, el fundamento actual de mi existencia. El motor que me sostiene y me proporciona la suficiente energía y convicción para construir espacios vivenciales generadores de GENTE, del tipo de gente de Mario Benedetti.

Para toda esa GENTE, quiero dedicar unas palabras en forma de Píldoras Reflexivas para vivir y sentir. Unas píldoras reflexivas cuyo objetivo no es otro que ayudar a comprendernos a nosotros mismos y a los demás y a saber disfrutar de esas pequeñas cosas que nos hacen estar vivos y sentir. Tres son los motivos que me han generado la osadía o la valentía (llámese como quiera) de iniciar esta aventura de escribir estas reflexiones para vivir y sentir.

El primero, la GRATITUD. El sincero y cariñoso agradecimiento a clientes, colaboradores, alumnos, amigos y familia. En definitiva, a todas esas personas que han dado y dan sentido a mi vida.

Ricardo Almenar | Coach Ontológico

Fuente: desmotivacion.es

El segundo, el Programa Coaching Day y a todas aquellas personas que quieren descubrir su propósito de vida. Que quieren aprender a ser una promesa de futuro con el deseo de encontrar su equilibrio, su plenitud como ser y estar en la vida. Personas que desean aprender a interactuar, a relacionarse con los demás, desde la aceptación, desde el respeto, facilitando un espacio de luz y bienestar.

Ricardo Almenar | Coach

Fuente: photaki.es

El tercer motivo, y no menos importante, el deseo, mi deseo de contribuir con mi trabajo, Coach Ontológico, a generar un cambio social, tan necesario en estos momentos, desde una actitud activa y constructiva, que nos ennoblezca para convertirnos en los grandes motivadores del progreso, los facilitadores del futuro y en los defensores de la dignidad humana.

A lo largo de estos meses, desde mi blog iremos publicando Píldoras Reflexivas con las que podrás identificarte y que te ayudarán a encontrarte a ti mismo para convertirte en mejor persona con el objetivo de que seas más feliz y hagas feliz a la gente que te rodea.

Suscríbete a nuestras newsletter
Te invito a adentrarte en el mundo del Coach Ontológico y a disfrutar de mis programas para mejorar tu actitud y motivación diaria.