Browsing Tag

Programa Coaching

El vuelo de los gansos

¡Ah! ¡Si entre amigos fuéramos gansos! Otro gallo cantaría…

La próxima temporada cuando veas los gansos emigrar, dirigiéndose hacia un lugar más cálido para pasar el invierno, fíjate que vuelan en forma de “V”. Tal vez te interese saber porque lo hacen así.

Al volar en forma de “V”, la banda entera aumenta en un 71% el alcance del vuelo con relación al de un pájaro volando sólo.

las 5 claves del éxito empresarial (IV)

“Los clientes necesitan nuevas fábricas, nuevas empresas con nuevas competencias, con nuevos líderes que produzcan productos y servicios creadores de alegrías, aliviadores de frustraciones, en definitiva, que aporten ¡¡¡ VALOR !!! ”. (Reflexiones sobre Innovación. Ricardo Almenar).

Coach Valencia

3.- La aportación de Valor

La ley del valor, el sentido no sólo de la empresa, sino de toda organización es crear y aportar a su entorno algo que éste considere valioso. El tronco común de sentido del término valor es el deseo de “Ser” y de “Lograr” de cada uno de los protagonistas en la cadena de valor de la empresa: El Cliente, el Proveedor, los Trabajadores, la Sociedad, el Accionista.

Pero, en términos de valor, el cliente es el rey, porque tiene valor lo que el cliente estima que tiene valor con su deseo íntimo de “ser” o de “lograr” aquello que contribuye a su prosperidad, que le evita o resuelve problemas, que satisface sus necesidades.

Nuestras empresas, sean del tamaño que sean, sean del sector que sean, sean del territorio que sean, todas son fábricas de RE.PE, es decir, fabricamos clientes que nos recomiendan personalmente: es la auténtica publicidad.

Para ello, necesitamos personas que hagan su trabajo con pasión y emoción, con ganas de satisfacer sus necesidades, necesitamos culturas claras que faciliten la orientación al cliente, culturas que alimenten la iniciativa de sorprender al cliente, culturas que legitimen el error, sin error no hay aprendizaje, culturas que potencien actitudes de mejora continua.

Coaching motivacion

Es fundamental construir en las empresas el trabajo reflexivo de aprendizaje, es decir, dedicar espacios de tiempo a la reflexión personal, para aportar iniciativas de cambio, de mejora, con el objetivo de mejorar los resultados  en los procesos de trabajo.

Procesos de trabajo que finalicen con propuestas de valor, que se diseñan para atraer a los clientes, propuestas que aportan soluciones para resolver problemas y frustraciones que los clientes nos dicen.

La herramienta que nos facilita “crear valor” para crecer y seguir aprendiendo la denomino C= i3, es decir, Creatividad= Ingenio x Imaginación x Inteligencia.

Creatividad, es un modo de pensar, Ingenio, mecanismo que tiene la inteligencia para vivir jugando, Imaginación, la inteligencia que se divierte e Inteligencia, lo que uno hace cuando no sabes.

Y, para ello hay que escuchar al cliente, nuestros 5 sentidos deben centrarse en el Cliente, detectar sus necesidades, sus frustraciones sus deseos, sus alegrías, sus propuestas de mejora, sus quejas, su corporalidad, en definitiva, conocer lo que es verdaderamente importante para nuestro cliente.

Así como la sangre es la vida en nuestro cuerpo humano, el Cliente es la sangre de la empresa, sin sangre no hay vida. Sin clientes no hay trabajo, no hay crecimiento. Nuestro verdadero motivo para levantarse todos los días es desear hacer el trabajo con entusiasmo para ganarse al cliente, para fidelizarlo, y para lograr satisfacer sus necesidades personales y profesionales, y por ende las nuestras.

Coach empresarial

El Cliente es realmente quién nos paga la nómina, es nuestro verdadero “Jefe”, tenemos que respetarlo, escucharle permanentemente, para estar constantemente creando productos y servicios que le aporten valor, para lograr estar en su mente en primera posición, a la hora de elegir, ser los primeros.

¿Y cómo se logra tener clientes “reales”?

No dejar de pensar en cómo seguir mejorando de forma incansable tu modelo de empresa, y para ello debes rodearte de las personas adecuadas, personas que compartan un mismo proyecto de futuro, que se identifican con él.

Construyendo un equipo humano con talento y autoestima, que aspiran a ser los mejores desde la ambición ética, para lograr su autorrealización, colmando satisfactoriamente sus retos profesionales y personales.

Un liderazgo que transmita Ilusión, Convicción y Perseverancia.

Interiorizando creencias emprendedoras:

  • El fracaso es una parte inherente a la búsqueda del modelo de empresa.
  • Si tenemos miedo a fracasar, fracasaremos.
  • Ningún plan de negocio sobrevive al primer contacto con los clientes.
  • No es importante lo que ocurre dentro de la oficina, de la fábrica, lo realmente importante ocurre fuera, donde viven, trabajan y sienten nuestros clientes.
  • Aprendamos a vivir con el caos y la incertidumbre.
  • Una empresa, es un Proyecto Ilusionante, un experimento en constante validación.
  • No construyamos nada si antes no lo entiende el cliente y su entorno.
  • Comunica, comparte, no calles y analiza tu aprendizaje.
  • Escucha, escucha, escucha, y ante todo, humildad.
  • Nadie nos va a dar ni un Euro, ni un inversor, ni un cliente, si no tenemos un modelo de empresa que funcione, con productos y servicios creadores de alegrías y aliviadores de frustraciones.

Coach

Y, un voraz deseo de tener esperanza en el futuro:

“El futuro depende siempre de nosotros, el mundo cambia, el mundo nos plantea nuevas apuestas, pero nosotros, en último término, somos los responsables de nuestro destino y si uno cree que tiene capacidad para dar respuestas y si quieres hacerlo, y si pone su esfuerzo íntegro a la búsqueda de esta idea, siempre hay futuro.

Y también una cosa, que nadie nace grande, como nace el ser humano y sin embargo, consigue alcanzar logros importantes, pero hay que querer hacerlo” (Antonio Cancelo, Creador de Eroski, Ex Director General de Eroski, Ex Presidente de Mondragón Corporación Cooperativa, MCC)

Reflexión para la acción

Querido lector te invito a que te sumerjas en un proceso de autodiagnóstico e independientemente de la función o responsabilidad que tengas en tu trabajo, respóndete con un “Si”, “Algo”, “No”, a cada una de las siguientes preguntas, y descubre si tu empresa está verdaderamente orientada hacia el cliente, y saca tus propias conclusiones.     

¿Sabe quiénes son sus clientes y cuántos son?

¿Clasifica a sus clientes según sus características y necesidades?

¿Sabe qué porcentaje de sus clientes da por terminada su relación con la empresa debido a que están insatisfechos?

¿Se registran y analizan las quejas de forma sistemática en su empresa?

¿Sabe qué porcentaje de las ventas se pierden debido a clientes insatisfechos?

¿Sabe qué coste medio unitario implica para la empresa generar un nuevo cliente?

¿Organizan reuniones con grupos de clientes con regularidad para conocer sus opiniones y necesidades?

¿Se realizan acciones de marketing segmentadas por tipos de clientes?

¿Se ha integrado la satisfacción del cliente en la visión corporativa?

¿Se ha transmitido esta visión de forma adecuada a todos sus empleados y clientes?

¿Predica la dirección con el ejemplo en cuanto a orientación al cliente?

¿Gratifica la dirección a los empleados que contribuyen más positivamente a aumentar la satisfacción del cliente?

 

 

 

Nietzsche para estresados

Nietzsche para estresados

Coach empresarial

 99 píldoras de filosofía radical contra las preocupaciones.

Comentarios: Excelente manual de filosofía práctica para alimentar la mente y el espíritu. Reúne 99 aforismos, reflexiones de este pensador alemán seguido de una interpretación en clave actual para mejorar nuestra calidad de vida.

Más que un libro es una guía de inspiración diaria que nos ayuda a relativizar la importancia de las cosas que nos suceden en el día a día.

Identificar los factores críticos de éxito (Programa Coaching Day)

“Nos fortalecemos, ganamos valor y confianza, con cada experiencia en la que, realmente nos paramos a mirar el miedo a la cara… debemos hacer aquello, que creemos que no somos capaces” (Eleonor Roosevelt)

Preciosa reflexión que comparto plenamente. El gran inhibidor del ser humano es el miedo. Instrumento utilizado por la sociedad, por el sistema para homogeneizar, controlar y canalizar las voluntades individuales del ser humano.

El miedo es la antítesis de mi mantra favorito “Namasté”, (descripción realizada en mi anterior artículo).

Las personas con el miedo hipotecan su identidad, su libertad por la   sumisión a determinados códigos religiosos, ideológicos, políticos o a intereses económicos y de mercado.

El Programa Coaching Day pretende ser un claro disolvente del miedo, porque construye un espacio de reflexión, un espacio de búsqueda, un espacio de libertad y paz para encontrar respuesta a una maravillosa pregunta: ¿Quién soy yo para mí?

Y con esta preciosa pregunta nos introducimos directamente en el 4º y último capítulo de los fundamentos en que se sustenta el Programa Coaching Day.

1.- Identificar los factores críticos de éxito

Conocer los factores críticos de éxito o amenazas internas y externas que bloquean la consecución de lo que deseo ser, con mis ilusiones, objetivos y deseos es primordial para quererse, y por lo tanto para ser feliz.

“Quién desea hacer algo, encuentra un medio, quién no quiere hacer nada, encuentra una excusa” (Proverbio árabe).

Puedes preguntarte y contestar sinceramente:

¿Qué peros, razones, excusas que te das, sabotajes que te haces, para no iniciar un viaje hacia tu interior, tu verdadera brújula interior?

¿Qué acciones concretas puedes tomar para vencer esas resistencias?

 ¿Estoy dispuesto a hacerlo?

¿Cuál es el próximo y concreto paso a dar?

¡Parar! Si he dicho bien ¡Parar! tener calma mental y emocional.

coaching-empresarial

Encontrar un espacio de paz, de tranquilidad se puede alcanzar en cualquier momento y circunstancia, simplemente haciendo una pausa y entrando en un estado de presencia y observación.

Encontrar un espacio de paz, de tranquilidad se puede alcanzar en cualquier momento y circunstancia, simplemente haciendo una pausa y entrando en un estado de presencia y observación.

El Programa Coaching Day te ofrece ese espacio de paz, muy vivencial, en contacto pleno con la naturaleza, en un lugar especial para trabajar con personas, generando una energía positiva y con una emocionalidad especial.

coaching-empresarial

Desde ese espacio de paz, de relajación física y corporal, el Programa te facilita resolver una de los problemas más recurrentes de las personas, la falta de autoestima y amor hacia uno mismo.

Cómo decía muy bien, Albert Einstein: “Preocúpate más por tu conciencia que por tu reputación; porque tu conciencia es lo que eres, es tú problema; tu reputación es lo que otros piensan de ti, y lo que piensan los demás, es problema de ellos”.

Esa es la clave, la esencia de nuestro trabajo como Coach, esa es mi creencia, facilitar, acompañar, motivar, provocar y entrenar a las personas a conectar con nuestra sabiduría más profunda, a tener conciencia de lo que somos para alcanzar nuestra felicidad mediante la paz interior.

Tener Conciencia de uno mismo, es ser autentico, es asumir la responsabilidad de lo que eres, y reconocerse libre de ser lo que es (Jean Paul Sartre).

 Para ello se necesita trabajar tres requisitos:

Conciencia emocional, reconocer nuestras emociones y sus efectos. Saber qué emociones estamos sintiendo y por qué. Comprender las conexiones existentes entre nuestros sentimientos, nuestros pensamientos, nuestras palabras y acciones. Elección de nuestros valores y principios.

Una adecuada valoración de sí mismo, conocer nuestros recursos, nuestras capacidades y nuestras limitaciones internas. Ser conscientes de nuestros puntos fuertes y nuestras debilidades. Aprender a reflexionar y ser capaces de aprender de la experiencia. Deseo de formación continua y desarrollo personal permanente.

Confianza en sí mismo, una sensación muy clara de nuestro valor y de nuestras capacidades. Capacidad de asumir decisiones importantes a pesar de la incertidumbre y las presiones.

¿A quién va dirigido el Programa Coaching Day?:

A todas aquellas personas que quieran descubrir su “propósito” de vida, que quieran aprender a ser una promesa de futuro con el deseo de encontrar su equilibrio, su plenitud como ser y estar en la vida. Personas que deseen aprender a interactuar, a relacionarse con los demás, desde la aceptación, desde el respeto, facilitando un espacio de luz y bienestar.

Sin-título-1

Y, para finalizar un regalo a todas las personas que desean ser mejores día a día. Un texto precioso de R. Steiner…

Tenemos que erradicar del alma todo miedo y temor de lo que el futuro pueda traer al hombre. Tenemos que adquirir serenidad en todos los sentimientos con respecto al futuro.

Tenemos que mirar hacia delante con absoluta ecuanimidad para con todo lo que pueda venir. Y solo tenemos que pensar que todo lo que viniera, nos será dado por una dirección universal plena de sabiduría.

Esto es parte de lo que tenemos que aprender en estos tiempos: “a saber vivir con absoluta confianza, sin ninguna seguridad en la existencia. Confianza en la ayuda siempre presente del mundo espiritual”.

 En verdad, nada tendrá valor si nos falta el coraje. Disciplinaremos nuestra voluntad y busquemos el despertar interior todas las mañanas y todas las noches”.

 

 

Necesidad desmedida de ser perfecto

 

“La perfección es una pulida colección de errores.”

(Mario Benedetti)

Todas las necesidades desmedidas son desequilibrios, son polaridades disfuncionales originadas en su mayor parte por situaciones dolorosas sufridas en el arraigo familiar, y que en la vida adulta florecen con todas sus consecuencias.

Coach

Fuente: Mama África

Consecuencias como altos niveles de ansiedad, de estrés, de hostilidad, de frustración, de amargura, de celos, de resentimientos, de graves conflictos en las relaciones personales, y todo, por falta de aceptación, de autoestima y de plena confianza con uno mismo.

La persona que busca la perfección compulsivamente tiene una enfermiza necesidad de tener éxito a toda costa, y por otro lado, tiene pavor al fracaso.

He conocido a personas perfeccionistas en mi experiencia profesional y como no, de vida; personas que nunca se sienten satisfechos con nada, porque se comparan continuamente con los demás, tienen que ser mejores que los demás, se imponen un ritmo frenético de trabajo, no tienen vacaciones, son estresantes con una actividad enfermiza, y que a la larga, terminan con un agotamiento físico y psíquico.

El perfeccionista compulsivo tiene una característica, que para mi opinión, es muy dañina y dolorosa, la arrogancia, la soberbia.

Cómo describe perfectamente José Francisco de San Martin: “La soberbia es una discapacidad que suele afectar a Pobres Infelices Mortales, que se encuentran de golpe con una miserable cuota de poder”.

Efectivamente la perfección acompañada de soberbia generan Pobres Infelices Mortales (PIM), Personas PIM, amargadas, vacías, que tienen la devastadora necesidad de demostrar a los demás que son superiores, que saben más, que tienen que tener éxito en todo lo que hacen, y esto es insaciable e imposible de lograr porque cada persona es única e irrepetible, el ser humano no es comparable, sólo se puede no comparar, sino evaluarse con uno mismo.

Y, las personas perfeccionistas, son intrínsecamente fracaso, porque es inhumano buscar lo inalcanzable, nadie es perfecto, porque somos limitados y vulnerables.

No le interesan los pequeños éxitos, no soporta los fracasos ni aprender de ellos, y al pretender ese imposible se instala en la renuncia de no intentar nada si no tiene garantizado el éxito. Y eso es precisamente el Fracaso.

El pánico a ser rechazado, a no lograr el máximo de aceptación, esa necesidad inconsciente de sentirse apreciado porque en su niñez hubo carencias de afecto y cariño, de reconocimiento, le lleva a la represión, a cerrarse en sí mismo, a la soledad, a la negatividad y a la depresión.         

¡Pero que es el éxito! Compartiré con vosotros unas maravillosas palabras de Ralph Waldo Emerson, describiendo con una ternura inteligente, que es el éxito:

“¿Qué es el éxito? Reír mucho y con regularidad; Ganarse el respeto de personas inteligentes y el cariño de los niños; Ganar el aprecio de críticos sinceros y soportar la traición de amigos falsos; Apreciar la belleza; Encontrar lo mejor de los demás; Dejar el mundo un poco mejor, ya sea mediante un niño sano, un trozo de jardín o el rescate de un grupo social; Saber que por lo menos una vida respiró mejor por haber vivido tú; Eso es tener éxito”.

Coach

Fuente: Mama África

“Nacimos para ser felices, no para ser perfectos” (Anónimo), reflexión que comparto plenamente, porque el verdadero éxito es lograr la felicidad, lograr tener pensamiento positivo para evolucionar como personas, y evolucionar significa aprender, aprender desde la humildad, desde los errores, desde la ética de la responsabilidad que es, tomar decisiones permanentes en la vida, porque existe la evolución NO la perfección.

Y, no puede haber evolución sin error, como dice mi querido y admirado poeta Mario Benedetti, una pulida corrección de errores.

Ese es el camino para alcanzar la felicidad, y por lo tanto la deseada plenitud como seres humanos, el aprendizaje permanente a lo largo de nuestras vidas, un viaje lleno de errores, de desencantos, de frustraciones, de sombras pero que nos hace madurar, crecer y superar obstáculos.

Y os digo que APRENDER es mágico y divertido, cuando:

AMAS lo que haces; PUEDES ELEGIR cómo aprender; Te sientes seguro; Se convierte en una ADICCIÖN SALUDABLE; Eres APRECIADO por quién tú eres; El ambiente es INSPIRADOR; Es divertido FALLAR.

Coach

Aprender es vivir una vida plena, sintiéndose vivido, es competir con uno mismo para evolucionar, es un despertar ante la vida, es magia para llegar a ser más consciente de tu vida.

Como conclusión, decir que el recurso para alcanzar la felicidad se llama Excelencia, actitud inteligente y ambición ética de alcanzar lo mejor de nosotros mismos mediante el aprendizaje permanente de nuestros errores y fracasos, alcanzar la evolución de ser persona, de ser Buena Persona y dejar una pequeña huella de nuestra vida en nuestro hábitat.

Y, para finalizar, os recomiendo que leáis el ejercicio número 10 de Lecciones de vida, en su 13ª lección Carpe Diem de mi blog, interesante ejercicio donde descubriréis el tiempo que realmente habéis vivido.

 

Suscríbete a nuestras newsletter
Te invito a adentrarte en el mundo del Coach Ontológico y a disfrutar de mis programas para mejorar tu actitud y motivación diaria.